Hemeroteca

<

noviembre 2014

LMXJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS

Cristina de la Hoz

Nacional - 08.07.2012

Consigna de Moncloa: las turbulencias proseguirán y no hay "brotes verdes"

El Gobierno intenta andar con pies de plomo a sabiendas de que todavía quedan muchas turbulencias por delante con un verano muy complicado. Esperan que las negociaciones con Europa den frutos en otoño. Toda aquella medida que no se traduzca en medidas de ahorro o de mayores ingresos ha quedado postergada.

La negra jornada del pasado viernes confirma la consigna que Moncloa y el equipo económico han transmitido a los miembros del Consejo de Ministros: las turbulencias proseguirán, no se debe hablar de ninguna de las maneras de "brotes verdes" ni dejar de dar la imagen de que estamos en crisis y para pocas alegrías. No es que sean mensajes todos ellos de gran calado, pero expresiones como la de los "brotes verdes," que empleó la que era vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, el 20 de mayo de 2009, pueden perseguir a alguien toda su vida.

Las buenas noticias del último Consejo Europeo unido a los esperanzadores datos del  paro conocidos la semana pasada, supusieron, sin duda, un respiro para el Gobierno. Pero el lunes 2, mientras Mariano Rajoy, anunciaba "nuevos esfuerzos" ante la Junta directiva Nacional de su partido, una persona de su equipo indicaba a Vozpópuli que "aquí no hay brotes ni nada que se le parezca", en cambio, alertaron de que "las turbulencias proseguirán", temerosos especialmente de que agosto vuelva a ser un mes muy duro como lo han sido los anteriores desde que estalló la crisis. 

Moncloa y los Ministerios de Economía y Hacienda, han sido los encargados de lanzar las consignas al conjunto del Gobierno. De ellos partió la prohibición taxativa de pronunciar la palabra "rescate" cuando se acordó la creación de un fondo de 100.000 millones de euros de "línea de crédito" para la banca necesitada de liquidez. Habría que mirar de forma detenida en las hemerotecas, pero no parece que a ninguno se le haya escapado la temida palabra. Especialmente Guindos y Montoro son maestros en el arte de los eufemismos. La amnistía fiscal es, en el diccionario de Montoro, "medidas excepcionales para incentivar la tributación de rentas no declaradas" o "regularización de rentas y de activos". Guindos, por su parte, se resistió a citar la palabra IVA, que quedó sustituida por una ardua explicación en torno a la "imposición indirecta, que es una imposición sobre el consumo" 

La "primera división" del Gobierno la conforman, como es lógico, su presidente, Mariano Rajoy y su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Y a ellos se unen el responsable de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, y los dos ministros antes citados. Son ellos los que establecen las estrategias para evitar dar mensajes confusos, lo que no siempre consiguen, aunque sí se traduce en que el resto del gabinete ministerial esté de perfil cuando no directamente desaparecido.

Toda iniciativa que conlleve gasto o merma de ingresos ha quedado postergada. Se ha pedido a los ministros que no dejen de dar la imagen de que se es consciente de la crisis

En un momento en que Europa, y sobre todo Alemania, analiza con lupa las actitudes de nuestro Gobierno, no se quiere dar un paso en falso. El triunfalismo con que se vendió el "no rescate" a la banca fue un error subsanado semanas después por un Rajoy con pies de plomo que no se quiso colgar ninguna medalla por los resultados del último Consejo Europeo, a pesar de que toda la prensa glosó el triunfo de Roma y de Madrid. Tras esa experiencia se les transmitió a los ministros que "tenemos que dar la imagen de que somos conscientes en todo momento de la crisis por la que pasamos", afirma uno de ellos en conversación con estemedio.

Es por ello que, a lo sumo, los planes que pueden poner sobre la mesa son aquellos que no conllevan gasto, como el presentado el viernes pasado por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón para reformar la organización y sistema de elección del CGPJ. Algo más complicado lo tiene con la Ley del Aborto, que se supone debe incorporar incentivos y ayudas económicas para aquellas futuras madres en dificultades, o un anunciado Plan de la Familia, que puede ser novedoso en materias como la adopción pero que tampoco puede ir mucho más allá. Todo aquello que no se traduzca en medidas de ahorro o de mayores ingresos ha quedado postergado.

Top 3 Comentarios más votados

  • #2 AtticusFinch

    Ánimo Rajoy, hasta los 600 de prima de riesgo y más allá!!!

  • #5 Portusamanus

    Pues igual escribo una "boutade",pero si comparamos la situación de 2010 con...