sábado 20 de septiembre de 2014

CRISIS EN EL PODER JUDICIAL

El CGPJ suspende ‘in extremis’ un curso para jueces porque lo patrocinaba Novagalicia

El banco de ahorro iba a aportar 25.000 euros para la Escuela de Verano para magistrados que se iba a celebrar este julio en La Coruña. Días después de anularse la actividad, la Fiscalía demandó al banco por “prácticas abusivas” con 40.000 clientes a los que vendió preferentes.

Nacional | 13-07-2012

Anterior Siguiente
Foto:EFE

Imagen de archivo de una de las oficinas de Novagalicia.

  • Imagen de archivo de una de las oficinas de Novagalicia.
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) suspendió pocos días antes de que se iniciara una escuela de verano para jueces y magistrados que se iba a celebrar en La Coruña y que tenía como uno de sus patrocinadores a Novagalicia, el banco cuyos directivos han sido denunciados recientemente por la Fiscalía acusados de “prácticas abusivas” en la venta de participaciones preferentes a 40.000 de sus clientes. Los cursos, que debían haberse iniciado el pasado 3 de julio y concluido el próximo 20 del mismo mes, incluían precisamente uno con el título ‘Crisis económica y Justicia’.

Uno de los cursos que iba a financiar el banco ahora demandado tenía como título 'Crisis económica y Justicia'

La decisión de suspender la escuela de verano, según fuentes del propio Consejo, se produjo a finales del pasado junio. El día 28 de ese mes, el pleno del órgano de gobierno de los jueces iba a someter a votación el convenio de colaboración para la realización de los cursos en el que participan el propio CGPJ, la Xunta de Galicia, la Diputación Provincial de La Coruña y la entidad bancaria. El documento ya estaba redactado y listo para ser firmado por los representantes de los cuatro organizadores, pero en el último momento el vocal encargado de su gestión, Manuel Almenar, lo retiró del orden del día y el acuerdo no llegó a ser sometido ni a votación por parte del pleno del Consejo, por lo que quedó sin efecto.

El motivo de la repentina marcha atrás del Consejo, según estas fuentes, no fue otro que la presencia de Novagalicia, salpicada ya por el escándalo de la venta de preferentes y que días más tarde veía como la Fiscalía presentaba una demanda contra la entidad por vender preferentes a personas “analfabetas, discapacitadas e, incluso, menores a través de las figuras de un tutor” por valor superior a los 1.100 millones de euros. El órgano de gobierno de los jueces, cuya imagen se ha visto muy castrigada desde que estalló el escándalo de los viajes de fin de semana de su anterior presidente, Carlos Dívar, evitaba así aparecer junto a una entidad con problema judiciales.

La entidad aportaba 25.000 euros  

Según el frustrado convenio, la cuestionada entidad bancaria participaba en la financiación de la escuela de verano con 25.000 euros, mientras que el  CGPJ pagaba 45.000 euros, la Xunta otros 27.000 y la Diputación de La Coruña, que ponía el Pazo de Mariñán como sede para la celebración de los cursos, 30.000 más. Con ese dinero, el Consejo tenía previsto financiar tres cursos con 30 jueces y magistrados como alumnos en cada uno de ellos, y en los que iban a colaborar siete vocales y tres letrados del órgano de gobierno de los jueces, según el programa previsto. A todos ellos se les iba a abonar dietas de alojamiento y manutención, y los gastos desplazamiento, así como los honorarios de los docentes y los gastos derivados de la actividad, como confección de diplomas, material didáctico y personal auxiliar.

La Escuela de verano venía celebrándose todos los años desde 1997, aunque la entidad bancaria no se incorporó como patrocinador hasta la edición de 2001 a través de la Fundación Caixa Galicia-Claudio San Martín. Desde entonces, y pese a los cambios sufridos por la entidad tras las diversas fusiones que han sacudido el panorama bancario español en los últimos años, la colaboración económica de Novagalicia se ha mantenido, por lo que un representante de la entidad se integraba en el consejo rector de los cursos y su logotipo aparecía en la publicidad y documentación de la misma. La entidad bancaria justificaba su participación económica en los mismos en el carácter “social” de los cursos, que considera compatible con dar dividendos a sus accionistas.

Top 3 Comentarios más votados

  • #1 DesDeBCN

    Esta noticia me recuerda a los despacho de abogados que pagan cursos y...

  • #4 Metesaca

    Bueno, parece ser que el CGPJ empieza a tomarse en serio éso de la...