sábado 26 de julio de 2014

Detenidos, 17 años después, tres Grapo por el secuestro de Publio Cordón

El empresario fue secuestrado por el grupo terrorista el 27 de junio de 1995 cuando practicaba 'footing' en los alrededores de su casa de Zaragoza.

Nacional | 19-07-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El empresario zaragozano Publio Cordón falleció 15 o 16 días después de su secuestro por los Grapo en el verano de 1995 como consecuencia de las heridas que sufrió al caer por una ventana de la casa de dos plantas donde se encontraba retenido, en Lyon (Francia), cuando intentaba huir.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado en rueda de prensa en el Congreso los detalles de la operación que ha permitido esclarecer por completo el secuestro, tras la detención de tres personas en Cádiz y Sevilla, así como la localización de la casa donde Cordón estuvo encerrado en un "armario zulo cerrado con una cadena" de la segunda planta.

Allí, el empresario marcaba 'palotes' en la pared, ha detallado el ministro, para saber cuántos días llevaba secuestrado, lo que hace pensar que fue a partir del día 15 cuando se produjo el accidente que llevó a su fallecimiento.

Los detenidos son Vicente Sarasa Cecilio, capturado esta mañana en Cádiz, y José Antonio Ramón Teijelo y Manuela Ontanilla Galán, en Sevilla.

La Guardia Civil ha contado con la ayuda de un testigo protegido, que ha permitido dar por "cerrado" el caso, a expensas de la localización del cadáver del empresario en la zona del Mont Ventoux, en el sureste de Francia.

Fernández Díaz ha revelado que los terroristas intentaron cobrar los 400 millones de pesetas por el rescate después de que el empresario hubiera fallecido y que la detenida Manuela Quintanilla participó en este cobro.

"Han estado jugando claramente con los sentimientos de la familia y engañando a la opinión pública", ha remarcado el titular de Interior, puesto que los GRAPO mintieron "una y otra vez" al asegurar que habían puesto en libertad a Cordón.

Publio Cordón, que fue secuestrado el 27 de junio de 1995 cuando corría por las inmediaciones de su casa de Zaragoza, marcó seis palotes y un séptimo que los cruza y otros seis palotes más un séptimo bajo la inscripción 2 se (segunda semana).

Los detalles del secuestro

El ministro ha señalado que los secuestradores dudaron entre llevar a Cordón a un centro sanitario o dejarle morir.

La vivienda donde pasó su secuestro fue alquilada con documentación falsa por uno de los detenidos en Sevilla, José Antonio Ramón Teijelo.

En su intento de fuga, el empresario rompió la cadena del armario-zulo e intentó escapar por un balcón ventana, pero los miembros del GRAPO que le vigilaban debieron darse cuenta y en la precipitación por huir cayó al suelo y sufrió las heridas que le ocasionaron la muerte.

Fernández Díaz ha recordado que se sabe que el cadáver fue enterrado en el Mont Ventoux y ha dicho tener la "esperanza" de que las detenciones de las últimas horas aporten alguna prueba de dónde puede estar exactamente el cuerpo.

El ministro ha revelado que ya ha hablado con la viuda de Cordón, Pilar Muro, a la que ha explicado los pormenores de la operación, y que se ha mostrado "agradecidísima" por la información que le ha suministrado y por la "brillante" actuación de la Guardia Civil.

Además, le ha trasladado el "afecto y el cariño" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que era titular de Interior cuando se produjo el secuestro.

También ha hecho hincapié en que las fuerzas de seguridad van a seguir centrando sus esfuerzos en la localización del cuerpo del secuestrado, tarea dificultada porque la zona ha sido reforestada y ello dificulta las labores de búsqueda.

"Pero no vamos a dejar de poner todo el esfuerzo que sea posible por nuestra parte para ello", ha insistido Fernández Díaz.

El ministro ha reiterado que la operación sigue abierta y que por tanto podrá haber novedades en torno al secuestro.

Por otro lado, ha reconocido la "colaboración indispensable" prestada por las fuerzas de seguridad francesas y el Ministerio del Interior de Francia, que han permitido que la operación finalice "exitosamente".