viernes 25 de julio de 2014

Crisis diplomática entre Ecuador y Reino Unido por el 'caso Assange'

El cruce de amenazas entre los dos países ha puesto fin a la "tregua olímpica" que anunció el Gobierno ecuatoriano antes de los Juegos de Londres, cuando señaló que la decisión sobre el asilo a Assange la tomaría después de la cita deportiva.

Internacional | 16-08-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Reino Unido asegura que tiene la "obligación legal" de extraditar a Suecia a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, como ha decidido el Tribunal Supremo británico, máxima instancia judicial del país.

"Hemos dejado claro en nuestras conversaciones con el Gobierno ecuatoriano que el Reino Unido tiene la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia para que haga frente a las alegaciones de delitos sexuales", explicó una portavoz del Ministerio británico de Exteriores.

El Gobierno ecuatoriano ha anunciado que este jueves tomará una decisión sobre la petición de asilo político realizada por el fundador de WikiLeaks, que desde el 19 de junio está refugiado en su Embajada en Londres.

El Gobierno de Ecuador ha acusado al Gobierno británico de amenazar con entrar en la Embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange. Este ‘órdago’ lanzado por Reino Unido ha tensado las relaciones entre los dos países, a la espera de que Quito se pronuncie. La decisión final, según el presidente ecuatoriano Rafael Correa, se basará en los principios de soberanía y estricto respeto a los derechos humanos.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño calificó al gesto de Londres de "acto hostil e inamistoso", tras señalar que cualquier violación al espacio de su Embajada en Londres será también al derecho internacional y que recibirá una respuesta contundente en el plano diplomático.

El cruce de amenazas rompió también una "tregua olímpica" que anunció el Gobierno ecuatoriano antes de los Juegos de Londres, cuando señaló que la decisión sobre el asilo a Assange la tomaría después de la cita deportiva.

Temor a la posible pena de muerte en EEUU

El 20 de junio, Scotland Yard avisó de que el fundador de WikiLeaks será detenido si abandona la Embajada de Ecuador en Londres ya que violó las condiciones de su arresto domiciliario – estaba obligado a permanecer en el domicilio establecido de Norfolk.

Desde que fue detenido en el Reino Unido, en diciembre de 2010, la defensa de Julian Assange ha tratado por todos los medios de evitar su entrega a Suecia por temor a que fuese extraditado desde allí a Estados Unidos, el país más perjudicado por la difusión de miles de cables diplomáticos secretos de WikiLeaks y que podría decretar pena de muerte.

El fundador de WikiLeaks es reclamado por Suecia por presunta violación y acoso a dos mujeres a las que conoció durante un viaje a Estocolmo en agosto de 2010, con las que él asegura que mantuvo relaciones sexuales consentidas.