viernes 29 de agosto de 2014

Primera campaña de 'Save the Children' para combatir la pobreza infantil en Reino Unido

Se vuelven las tornas. La organización señala que los niños más pobres del Reino Unido están sufriendo los efectos de la recesión económica ya que muchos apenas tienen acceso a una comida caliente al día. 

Sociedad | 05-09-2012

Anterior Siguiente
Foto:GTres
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

La organización Save the Children, que prestar asistencia a los niños más pobres de distintos continentes, ha lanzado este miércoles su primera campaña para ayudar a menores sin recursos del Reino Unido, uno de los países más ricos del mundo. La organización señaló que los niños más pobres del Reino Unido están sufriendo los efectos de la recesión económica puesto que muchos apenas tienen acceso a una comida caliente, por lo que la entidad pide al Gobierno más ayudas para estas familias.

"Save the Children" hizo una encuesta entre 1.500 pequeños de entre 8 y 15 años y entre más de 5.000 padres, y su investigación se centró en los grupos con los ingresos más bajos. Más de la mitad de los padres en situación de pobreza que fueron encuestados -un 61%- señalaron que han recortado la cantidad de alimentos que comen y un 26% ha evitado hacer una de las comidas diarias en el último año.

Además, el informe de la entidad humanitaria -titulado "It Shouldn't Happen Again" (No debería volver a pasar)- revela que muchos menores - un 58%- están al tanto de la situación económica por la que atraviesan sus padres. Al mismo tiempo, un 52% de los pequeños consultados admitieron que la falta de recursos hacía infelices a sus padres puesto que no tenían dinero para comprar ropa y calzado.

Esta campaña es lanzada después de que el Instituto de Estudios Fiscales (IFS, siglas en inglés) estimase que hay unos 3,5 millones de niños que viven en situación de pobreza en el Reino Unido y anticipa que la cifra aumentará en los próximos años.

Un portavoz del Ministerio de Trabajo y Pensiones declaró este miércoles que el Gobierno está "comprometido a erradicar la pobreza infantil, pero tenemos una nueva actitud para combatir la raíz (del problema), como la falta de trabajo, el fracaso educativo y rupturas familiares".

"Save the Children" define la pobreza en el Reino Unido cuando una familia tiene unos ingresos brutos anuales de 17.000 libras (unos 21.420 euros). Con esta campaña, tiene como objetivo recaudar unas 500.000 libras (unos 630.000 euros) para ayudar a las familias más pobres.