jueves 31 de julio de 2014

Los ataques a EEUU se extienden por el mundo árabe y Obama responde con barcos de guerra en Libia

El gobierno de EE.UU. ha enviado dos buques de guerra a las costas de Libia y medio centenar de marines tras el ataque a su consulado en Bengasi en el que murió el embajador Chris Stevens y otros tres ciudadanos estadounidense. Mientras, se reproducen ataques en sus legaciones diplomáticas en Saná (Yemen) y en Egipto.

Internacional | 13-09-2012

Anterior Siguiente
Foto:efe

Un hombre armado frente al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) tras el ataque al edificio.

  • Un hombre armado frente al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) tras el ataque al edificio.
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El gobierno de EE.UU. ha enviado dos buques de guerra a las costas de Libia tras el ataque a su consulado en Bengasi en el que murió el embajador Chris Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses, según informó hoy la cadena CNN. Los dos barcos, el USS Laboon y el USS McFaul, se sumarán a unos 50 marines estadounidenses que partieron hoy hacia Libia para reforzar la seguridad de las instalaciones diplomáticas de EE.UU. en ese país. Ambos destructores de la Armada están equipados con misiles de crucero, según un alto funcionario militar citado por CNN.

EE.UU. mantiene normalmente hasta cuatro buques de guerra equipados con misiles en el Mediterráneo oriental y tanto el USS Laboon como el USS McFaul forman parte de ese despliegue. El presidente estadounidense, Barack Obama, explicó en una comparecencia conjunta en la Casa Blanca con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que ha ordenado incrementar las medidas de seguridad en Libia tras el ataque al consulado en Bengasi.

Los 50 marines de la Flota del Equipo de Seguridad Antiterrorista (FAST, por su sigla en inglés) que reforzarán la seguridad de las instalaciones diplomáticas partieron hacia Trípoli, la capital de Libia, desde la base estadounidense de Rota, en el sur de España. Además, EE.UU. utilizará aviones no tripulados, conocidos como drones, en Libia para buscar campamentos de extremistas y otros objetivos que pudieran estar vinculados con el ataque al consulado en Bengasi, según CNN. Funcionarios estadounidenses indicaron que los drones se enviarán lo antes posible para recabar información en las cercanías de Bengasi y en otras zonas del este de Libia.

Detrás de los ataques del martes al consulado en Bengasi y a la embajada de EE.UU. en el Cairo, en coincidencia con el undécimo aniversario de los atentados terroristas del 11-S, está en un principio un vídeo que se mofa del islam y caricaturiza al profeta Mahoma. Sin embargo, fuentes oficiales del Gobierno indicaron a varios medios estadounidenses que el ataque contra el consulado en Bengasi fue planeado con antelación y sus autores utilizaron las protestas contra el vídeo antimusulmán como "distracción".

Otros ataques a legaciones diplomáticas

Centenares de manifestantes irrumpieron hoy en la Embajada de EEUU en Saná durante una protesta contra un vídeo sobre el profeta Mahoma considerado blasfemo por los musulmanes, que ha causado ya ataques violentos contra legaciones estadounidenses en Libia y Egipto. Según pudo constatar Efe, los manifestantes derribaron la puerta principal del complejo de la legación diplomática, donde también se ubica la residencia del embajador.

En Egipto al menos 13 personas resultaron heridas en choques, iniciados anoche y que han proseguido hasta hoy por la mañana, entre manifestantes y policías en las inmediaciones de la embajada de Estados Unidos en el centro de El Cairo, informó hoy el Ministerio de Sanidad egipcio. El jefe del Departamento de Primeros Auxilios del Ministerio, Ahmad al Ansari, citado por la agencia de noticias estatal Mena, explicó que once personas fueron tratadas en ambulancias en el lugar de los sucesos, mientras que dos fueron ingresadas en un hospital.

Según Mena, efectivos de la Seguridad Central mantienen hoy todas las calles que acceden a la legación diplomática cerradas, después de que la pasada madrugada estallaran enfrentamientos entre las fuerzas del orden y manifestantes acampados en la zona. La televisión egipcia mostró en directo imágenes de la situación en los alrededores del complejo, donde decenas de jóvenes siguen arrojando piedras contra la barrera policial, que responde con gases lacrimógenos.

Los enfrentamientos comenzaron cuando la Policía intentó desmantelar una acampada junto a la sede diplomática en protesta por un vídeo realizado en EEUU por un ciudadano israelí-estadounidense -según han informado medios de comunicación de ese país-, en el que se caricaturiza la figura del profeta Mahoma. La acampada se erigió después de las protestas del martes frente a la embajada, en las que varios manifestantes consiguieron escalar el muro del complejo, arrancar la bandera de EEUU y sustituirla por otra que decía "No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta". Al menos nueve personas han sido detenidas hasta el momento, señaló Mena.

El controvertido vídeo fue supuestamente el desencadenante de la protesta frente al consulado estadounidense en Bengasi, en el este de Libia, que acabó la noche del martes en un ataque contra el edificio en el que perdió la vida el embajador Christopher Stevens y tres empleados de la legación.