VOZPÓPULI

Nacional - 18.09.2012

Tres legislatura de fidelidad política a Aguirre

Ignacio González asegura que no ha hablado aún con Rajoy "debido a su apretada agenda"

El nuevo presidente en funciones de la Comunidad de Madrid dice sentirse "huérfano" tras la dimisión de Esperanza Aguirre, una decisión que atribuye a motivos personales y que no tiene vuelta atrás. Ignacio González ha realizado una turné por todas las emisoras de radio el día después de conocerse la noticia.

Ignacio González asegura que conoce los motivos por los que Esperanza Aguirre anunció este lunes su dimisión y que son los mismos que ella misma expuso en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid. “Son motivos fundamentalmente personales y que no vienen de ahora. Es una idea que lleva madurando desde hace tiempo”, explicaba en una entrevista concedida a ABC Punto Radio.

Tras el anuncio de Esperanza Aguirre, Ignacio González ha pasado de ser Vicepresidente del Gobierno regional a ocupar el puesto de presidente en funciones. A pesar de la relevancia de este cambio, González dice no haber podido hablar aún con Rajoy “porque el presidente tenía este lunes una agenda muy ocupada”.

Ignacio González afirma sentir una “profunda tristeza y sensación de orfandad” tras la salida de su mentora política, la cual ha tomado una decisión “que no tiene vuelta atrás”. “Después de 30 años de dedicación a la política es normal que quisiera dejarlo”, justifica. No ha querido pronunciarse sobre su futuro al frente del gobierno madrileño, “Es muy pronto para especular sobre las próximas elecciones. Yo soy presidente en funciones y mi prioridad ahora es mantener el proyecto político de Aguirre” con la que asegura tener “plena coincidencia en términos generales”.

Respecto a la polémica surgida en torno a la independencia de Cataluña y el concierto económico, González ha pedido una defensa a ultranza del marco constitucional. “Una reivindicación de mejoras del modelo de financiación se puede plantear pero siempre dentro de los límites constitucionales”.

Asimismo se ha pronunciado sobre el Estado de las Autonomías, del que dice “necesita una revisión porque somos menos eficientes de lo que podríamos ser”, concluye.

Tres legislatura de fidelidad política

Ignacio González ha abandonado el segundo plano en el que siempre ha permanecido, a la sombra de Esperanza Aguirre, para ser presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, el cargo más relevante de la administración autonómica y la recompensa a una fidelidad política incondicional de 20 años.

González nunca ha manifestado ni expresado públicamente discrepancia alguna con Aguirre; es el único miembro del Ejecutivo regional que ha estado con ella las tres legislaturas que lleva gobernando la Comunidad y en todo ese tiempo ha sido su mano derecha.

En 1984 accedió por oposición a una plaza del Ayuntamiento de Madrid como funcionario del Cuerpo Superior Técnico y coincidió allí con su hasta ahora jefa. Vicepresidente del Gobierno regional, presidente del Canal de Isabel II, consejero de Cultura y Deportes, vicepresidente de Ifema, portavoz del Ejecutivo regional y presidente del Consejo de Asuntos Taurinos; por las manos de Ignacio González han pasado todas y cada una de las decisiones que en nueve años ha tomado Aguirre.