jueves 21 de agosto de 2014

Hollande y Le Pen comparten protagonismo en la prensa europea tras las elecciones

Las ediciones de papel y on line de los diarios españoles, italianos, ingleses y alemanes abren con los resultados de la primera vuelta de las elecciones francesas e interpretaciones similares: Gana Hollande, pierde Sarkozy y Le Pen sale reforzada.

 

Internacional | 23-04-2012

Anterior Siguiente
Foto:EFE

François Hollande a su llegada a la sede de los socialistas franceses, tras ganar la primera vuelta de las elecciones francesas

  • François Hollande a su llegada a la sede de los socialistas franceses, tras ganar la primera vuelta de las elecciones francesas
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto
sobre el autor

VOZPÓPULI

Noticias relacionadas

La prensa de España, Alemania, del Reino Unido y de Italia destaca este la victoria de Francois Hollande en la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas, celebrada ayer, y el resultado de la ultraderechista Marine Le Pen.

La edición digital de El Mundo realiza una amplia cobertura de las elecciones en Francia y titual " Francia resucita a la izquierda y a la ultraderecha", y afirma que "la conclusión simple de las elecciónes galas [...]  es que el Partido Socialista tiene muchas probabilidades de reconquistar la Presidencia de la República, 17 años después de la salida del llorado François Mitterrand".

Sin embargo, el rotativo español destaca que la conducta de Sarkozy ha "empujado" a muchos de sus antiguos  simpatizantes y a gran parte de los 4,5 millones de nuevos votantes "hacia el extremismo político". Lo que ha llevado a la "resurrección de una izquierda clásica que languidecía" y "confirmado" a Marine Le Pen como una líder de la ultraderecha más próxima y comprensible a sus votantes que su padre.

El País abre también su edición on line con las elecciones francesas y titula "Hollande devuelve la esperanza a la izquierda al vencer a Sarkozy". Según la cabecera española, "el líder socialista aventaja en un punto y medio a Sarkozy y parte como favorito para llegar al Elíseo el 6 de mayo" y Sarkozy se convierte en el primer presidente de la V República en perder en la primera vuelta de unos comicios presidenciales. La publicación concluye que el actual presidente francés deberá de "conquistar" a los votantes antisistema de la ultraderechista Marine Le Pen, que el periódico considera como la "segunda ganadora de los comicios", que "lleva al Frente Nacional (FN) a su mejor resultado de su historia" (18,12% de los votos).

Por su parte, ABC también hace una interpretación similar: "Una Francia ultraconservadora puede elegir a un presidente socialista". Para el diario conservador Nicolas Sarkozy y François Hollande están" atados" Marien Le Pen y a lo que ha denominado como "esquizofrenia nacional" al destacar la posiblidad de que los electores de extrema derecha castiguen al mandatario saliente votando "masivamente" a su rival Fraçois Hollande. Algo que para el corresponsal del rotativo de Vocento es el "voto bisagra" del Frente Nacional, a pesar de que en la primera vuelta las dos derechas suman el 56,09% frente al 43,76% de las izquierdas.

A Sarkozy la pasan la factura

El rotativo alemán Süddeutsche Zeitung de Múnich titula "Francia pasa factura a Sarkozy" y comenta que "quería tanto y consiguió tan poco. Nicolas Sarkozy ha decepcionado amargamente a los franceses. En vez de un reformista han tenido a un trepador que solo actuaba en función del poder. Por eso le pasan factura".

El Frankfurter Allgemeine titula "Hollande, ajustadamente por delante de Sarkozy. Marine le Pen, sorprendentemente fuerte", para el que "la gran sorpresa de la noche electoral fue el buen resultado de Marine Le Pen, mejor que el de su padre en el año 2002". Agrega que "François Hollande y Nicolas Sarkozy serán los duelistas el 6 de mayo para alcanzar la Presidencia francesa. El socialista Hollande es el favorito para la decisiva segunda vuelta en dos semanas".

"Die Welt" titula "Sarkozy pretende derrotar a Hollande en el duelo televisivo"y añade que Sarkozy "no podrá contar con el apoyo de Le Pen en la segunda vuelta" y que el resultado "es un castigo para el presidente".

Ventaja de Hollande, pero..

En el Reino Unido, la prensa hace hincapié en el resultado sin precedentes obtenido por la ultraderechista Marine Le Pen, del Frente Nacional, que quedó en tercer lugar. "Hollande al frente, pero Le Pen consigue un resultado récord para la extrema derecha", es el titular del diario "The Guardian", que publica una amplia foto de Marine Le Pen en portada.

El rotativo "The Daily Telegraph" señala que uno de cada cinco votantes apoyó a la extrema derecha mientras el presidente francés, Nicolas Sarkozy, fue derrotado al quedar en segundo lugar, por detrás de Hollande.El "Financial Times", por su parte, dice que el candidato socialista ha obtenido una estrecha ventaja en la primera vuelta mientras Sarkozy busca evitar añadir su nombre a la lista de políticos europeos que han perdido el poder desde el comienzo de la crisis de la deuda."Sarkozy afronta la derrota", es el titular de "The Times", y dice que Francia está camino de contar otra vez con un presidente de izquierdas tras la derrota de Sarkozy en la primera ronda.

"Bofetón" al presidente saliente francés

La prensa italiana destaca, además de lo que define un "bofetón" a Nicolas Sarkozy, el ascenso de la ultraderechista Marine Le Pen. El diario "La Repubblica" titula "Hollande adelante, huracán Le Pen" y destaca "el resultado estrepitoso del partido xenófobo a quien han votado uno de cada cinco franceses. Lo que no había sucedido nunca".

También "Corriere della Sera" se hace eco de cómo "la paladina de la derecha roza el 19 %", pero también destaca la victoria parcial de Hollande, quien, "tras la caída de Dominique Strauss-Kahn, se había colocado inesperadamente como favorito". "La Stampa" destaca en un artículo en portada "Cómo todo puede aun suceder", pues Sarkozy y Hollande se la jugarán en el segundo turno, y la única que puede cantar victoria es Marine Le Pen. Los diarios italianos también recogen el optimismo de la izquierda italiana, que ve con esperanza los resultados franceses para un futuro cambio en su país.