Álvaro Gago

Nacional - 16.05.2012

Gallardón desbloquea la sucesión de los títulos nobiliarios del franquismo

El anterior ministro de Justicia, Francisco Caamaño, paralizó la tramitación de las Reales Cartas solicitadas por los herederos ante la presión de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Historica.

Alberto Ruíz Gallardón, ministro de Justicia, ha terminado con el veto llevado a cabo por su predecesor en el cargo, Francisco Caamaño, a la transmisión a de títulos nobiliarios concedidos por Francisco Franco a los descendientes que los soliciten, una situación de parálisis que desde 2009 había bloqueado la tramitación de su sucesión como consecuencia de las denuncias públicas y presión de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (AEMH). Fuentes ministeriales, que reconocen que los expedientes se olvidaron en el cajón sin motivo legal alguno, argumentan la decisión de desbloqueo en el hecho de “que no hay ninguna razón legal para paralizarlos y que deben ser tramitados”.  

La Ley de Memoria Histórica de 2007, en este sentido, pasó por alto retirar los honores concedidos por el caudillo, muchos de ellos a militares sublevados en el 36, destacados falangistas y empresarios colaboradores del régimen, hasta casi 40 honores a lo largo de la dictadura. El 20 de febrero de 2009, cuando el entonces ministro de Justica Mariano Fernández Bermejo aprobó la Orden Ministerial por la que se sucedía el título de Duque de Mola -a favor de Emilio Mola Pérez Laborda por fallecimiento de su padre Emilio Mola Bascón-, la AEMH pidió al presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero que no lo permitiera. La polémica llegó al Congreso cuando Gaspar Llamazares, de IU, registró una pregunta para que se retirasen los títulos nobiliarios concedidos a los golpistas. 

Justicia ha expedido la Real Carta de Sucesión de Conde de El Abra a Santiago de Ybarra, ex presidente de Vocento

Pero el Gobierno socialista, en lugar de legislar sobre el asunto, enterró la polémica sine díe bloqueando en los despacho de Justicia los expedientes incoados por los herederos legítimos. Hasta cuatro solicitudes, según fuentes de la Diputación de la Grandeza. Pero, el pasado 26 de abril, el ministro Gallardón firmaba la Orden por la que se desbloqueaba la petición del 5 de marzo de 2009 de Santiago de Ybarra y Churruca, ex presidente de Vocento, que reclama el título de Conde de El Abra, por cesión de su madre María Dolores Churruca Zubiría, publicación en el BOE que abre la puerta para que los herederos cuyos nobles progenitores fallezcan puedan acceder a las distinciones de duques, condes y marqueses.

Gallardón ha firmado -de conformidad con lo prevenido en el artículo 12 del Real Decreto de 27 de mayo de 1912, en nombre de S.M. el Rey- que se expida, sin perjuicio de tercero de mejor derecho, la Real Carta de Sucesión en el título de Conde de El Abra a favor de Santiago de Ybarra. Previo pago del impuesto correspondiente: unos 750 euros en este caso, según las fuentes de la Diputación de la Grandeza.

Caamaño tomó una decisión "arbitraria"

La Diputación de la Grandeza, que en su momento descartó poner en marcha acciones legales, a la espera de que un cambio de ministro pusiera punto y final al conflicto, hace hincapié en que el anterior Gobierno incurrió en una ilegalidad y tomó la decisión de bloquear la sucesión de los títulos con "arbitrariedad" y sin ningún tipo de apoyo de la normativa vigente.