sábado 19 de abril de 2014

El líder abertzale usa la red social para criticar la sentencia del Supremo por el 'caso Bateragune'

Otegi usa twitter para calificar de "tango argentino" su condena a 6 años y medio

Durante todo el miércoles, @ArnaldoOtegi reenvió a sus 12.920 seguidores todos aquellos mensajes que con el hastag #bateragune llegaban con críticas a la sentencia del Supremo, pero también los que incluían las declaraciones de destacados dirigentes del PP que la aplaudían.

Nacional | 10-05-2012

Anterior Siguiente
Foto:CC FLICKR

Imagen de archivo de Arnaldo Otegi.

  • Imagen de archivo de Arnaldo Otegi.
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

La sentencia del Tribunal Supremo que rebaja la pena a Arnaldo Otegi y a otros cinco miembros de la izquierda abertzale por el caso Bateragune, pero mantene a aquel en prisión, provocó este miércoles una rápida respuesta en las redes sociales a favor y en contra de la misma. También la del propio condenado, quien en la cuenta de twitter que aparece con su nombre afirmaba a media tarde de ayer: "La fortaleza de ese Estado se acaba de medir a ritmo de tango argentino". Poco antes había afirmado: "Este es el camino de los hij@s de Gernika, Amaiur, Telesforo, de la Pasionaria, Santi y Josu, Jon, Fidel y el Che".

El hijo de Otegi 'tuiteo' su viaje a la cárcel de Logroño, donde esperaba este miércoles ver salir en libertad a su padre

Durante todo el miércoles, @ArnaldoOtegi reenvió a sus 12.920 seguidores todos aquellos mensajes que con el hastag #bateragune llegaban con críticas a la sentencia del Supremo, pero también los que incluían las declaraciones de destacados dirigentes del PP que la aplaudían, como el "acato y respeto" de Mariano Rajoy y el "se lo merece" de Antonio Basagoiti. No obstante, la mayor parte de sus 'retuits' reflejaban los comentarios que veían la condena de seis años como un intento de poner palos en las ruedas del "proceso de paz". Entre ellas la nota hecha pública por la izquierda abertzale en la que sus dirigentes afirmaban que "ninguna persecución, detención, juicio o sentencia va hacer que varíe su apuesta por el proceso de paz y normalización política".

Llamativo era también los mensajes enviados por el propio hijo de Otegi, Hodei, quien a media mañana aseguraba encontrarse camino de la cárcel de Logroño, donde se encuentra recluido su padre, y que poco después lanzaba este mensaje tras conocer la sentencia: "Nos llaman diciendo que el procurador a (sic) dicho que salen absueltos, y luego nos dicen que se a (sic) 'equivocado'. Fascistas!!".

Reacciones políticas

Mientras esto ocurría en las redes sociales, los principales dirigentes políticos vascos hacían declaraciones ante los medios para valorar la sentencia. Así, Mariano Rajoy aprovechaba la rueda de prensa tras la cumbre hispano-lusa para mostrar su respeto y acatamiento al fallo. Por su parte, el Ejecutivo vasco de Patxi López se expresaba en términos parecidos, aunque añadía que este tipo de decisiones judiciales pueden "no ser entendidas por gran parte de la sociedad".

Abiertamente contrario se mostró el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien calificó de "sinsentido" el proceso judicial contra Otegi y mostró su "sospecha" de que el Supremo "ha validado pruebas endebles y controvertidas en base a indicios-suposiciones". En la misma línea, la izquierda abertzale hacía un comunicado en el que afirmaba sentirse "profundamente agredida" por la condena y calificaba ésta de "una patada al proceso de paz y un alarde de quienes desde posiciones involucionistas sueñan con volver a la situación anterior al 20 de octubre", cuando ETA anuncio el fin de su actividad terrorista. Por su parte, el coordinador de Ezker Anitza-IU, Mikel Arana, calificó la sentencia de "esperpento jurídico".

También en el País Vasco, pero en sentido contrario, se manifestaron el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y el único diputado de UPyD en la Cámara de Vitoria, Gorka Maneiro. El primero ironizaba que, aún con la rebaja de la condena, "es evidente" que Otegi no podrá ser candidato a las próximas elecciones autonómicas vascas, como pretendía la izquierda abertzale. Maneiro, por su parte, lamentó que el Supremo hubiese rebajado la pena aunque hubiera sido sólo dos años.