sábado 20 de septiembre de 2014

Trinidad Jiménez asegura que Rusia conocía los planes de la OTAN y Estados Unidos en Rota

España informó a Rusia de su intención de participar en el sistema de defensa antimisil que Estados Unidos y la OTAN quieren poner en marcha para defenderse de la amenaza de ataques balísticos que suponen países como Irán o Corea del Norte, ha revelado la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez. Un día después de que Rusia calificara de "inaceptable" el acuerdo para que Rota sea base naval de ese escudo antimisiles, Jiménez ha afirmado que no existe "ningún tipo de problema" entre España y Rusia por este tema.

Nacional | 07-10-2011

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

España informó a Rusia de su intención de participar en el sistema de defensa antimisil que Estados Unidos y la OTAN quieren poner en marcha para defenderse de la amenaza de ataques balísticos que suponen países como Irán o Corea del Norte, ha revelado la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez. Un día después de que Rusia calificara de "inaceptable" el acuerdo para que Rota sea base naval de ese escudo antimisiles, Jiménez ha afirmado que no existe "ningún tipo de problema" entre España y Rusia por este tema.


En una entrevista en TVE ha destacado que España y Rusia tienen una "excelente relación" y por eso nuestro país informó "directamente" a Moscú de su intención de participar en el escudo antimisiles "incluso antes de que se hiciese pública la decisión". En opinión de Jiménez, la reacción de Rusia a la participación española en el escudo anunciada el miércoles en Bruselas fue "prácticamente idéntica" a la que tuvo cuando se conoció la participación de países como Rumanía, aliado muy cercano de Moscú, en el escudo, en el sentido de que Rusia no ha incluido en sus críticas ninguna mención específica hacia España.


Rusia recela del sistema de defensa antimisil que Estados Unidos y la OTAN están preparando porque no ha recibido garantías por escrito de que no irá dirigido contra el arsenal nuclear ruso. Jiménez ha señalado que este escudo antimisiles tiene un carácter más "disuasorio" que "ofensivo", que permite a los aliados poder defenderse eventualmente de un ataque.
Ha insistido en que España ha decidido participar porque considera que será "bueno" para la Alianza atlántica y también para nuestro país. Además, ha recalcado que la decisión de crear un sistema de defensa antimisil fue un acuerdo alcanzado por los aliados en su última cumbre de Lisboa, a finales del año pasado, y por tanto España, como socio aliado, está "comprometida" con ese acuerdo. Ha negado asimismo que exista una incoherencia entre la decisión de participar en el escudo antimisiles y la retirada de las tropas de Irak porque, en este último caso, el envío de esos militares carecía de "un marco legal".