martes 29 de julio de 2014

La bolsa española pierde los 8.500 puntos tras la advertencia de Moody's

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ha perdido este lunes los 8.500 puntos tras caer un 3,11%, afectado por la recogida de beneficios del viernes y por la advertencia lanzada por Moody's contra las deudas de la zona euro.

 

Nacional | 12-12-2011

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, ha perdido este lunes los 8.500 puntos tras caer un 3,11%, afectado por la recogida de beneficios del viernes y por la advertencia lanzada por Moody's contra las deudas de la zona euro.

 

El selectivo ha perdido 269 puntos y ha cerrado en 8.381, lo que aumenta la caída anual hasta el 14,99%, en una jornada en la que todas las bolsas europeas han anotado retrocesos y la prima de riesgo española -el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán a 10 años y el equivalente nacional- ha llegado a superar los 400 puntos básicos.

El Índice General de la bolsa de Madrid ha perdido 27 puntos, un 3,1%, con lo que ha incrementado sus pérdidas anuales hasta el 16,28%. Otras bolsas europeas han seguido una tendencia similar, con caídas del 3,79% en Milán, el 3,36% en Fráncfort, el 2,61% en París y el 1,83% en Londres.

En los mercados de deuda, la prima de riesgo española se ha situado poco antes del cierre en 376 puntos básicos (14 más que en la apertura) y la italiana en 453 (17 más).

Moody's arrastra la bolsa y la deuda

La bolsa española ha comenzado la jornada con un descenso del 1% que la ha arrastrado hasta los 8.550 puntos y que ha estado condicionado por la recogida de beneficios del viernes, cuando subió un 2,23%, y por la situación del mercado de deuda.

La agencia de medición de riesgo Moody's lanzó por la mañana una nueva advertencia sobre posibles rebajas en la calificación de las bonos de deuda de la zona del euro al considerar que las medidas aprobadas en la cumbre europea de la semana pasada no servirán para estabilizar los mercados del crédito a corto plazo.

De esta manera, han llegado los problemas al mercado de deuda, a pesar de que Italia ha conseguido colocar los 7.000 millones de euros previstos en letras a doce meses a un interés inferior al de la anterior puja.

El retroceso bursátil ha ido acompañado de la caída del petróleo Brent hasta 107 dólares por barril -en esto influía el aumento de la producción de crudo por Arabia Saudí- y el continuo descenso del euro, que ha pasado de 1,3357 a 1,3213 dólares poco antes del cierre. Las pérdidas de Wall Street desde la apertura, alrededor del 1%, y la caída de los futuros estadounidenses han acentuado el retroceso del mercado nacional.

Los grandes valores anotan pérdidas

Por su parte, el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha advertido de nuevas fusiones en el sector bancario, mientras que la Fundación de las Cajas de Ahorro (FUNCAS) ha rebajado hasta el 0,2% la previsión del producto interior bruto (PIB) para 2012.

Además, la bolsa española está pendiente de la subasta de letras del Tesoro a 12 y 18 meses del martes, en la que se pretenden colocar hasta 4.250 millones de euros, y de la reunión del Comité Asesor del IBEX, que decide este lunes qué empresa se incorpora al indicador.

Al cierre, solo el Banco Sabadell ha registrado ganancias en el IBEX 35, con un avance del 0,24%, mientras las mayores pérdidas han sido para ArcelorMittal (-6,58%), FCC (-5,82%) y OHL (-4,76%). Todos los grandes valores han anotado pérdidas, encabezados por Banco Santander (-4,22%), BBVA (-3,93%), Iberdrola (-3,41%), Repsol YPF (-3,18%), Telefónica (-2,88%) e Inditex (-1,36%).

En el mercado continuo las mayores subidas han sido para Ezentis y Urbas Guadahermosa, que han avanzado un 20,62% y un 13,79%, respectivamente, mientras Reno de Medici y Vueling han sido los valores que más han caído, un 13,42% y un 8,21%, respectivamente.

En la jornada del este lunes se han negociado títulos por valor de 1.659,5 millones de euros, de los que 275,7 millones correspondieron a Telefónica y 248,4 millones al Banco Santander.