viernes 25 de abril de 2014

Los grandes bancos abren una ronda de negociación con las autonomías para renegociar sus créditos

Los tres grandes bancos han comenzado a tratar con los nuevos gobiernos autonómicos la situación financiera de las cuentas públicas. Según han revelado a Vozpópuli fuentes de esa negociación, la ronda de reuniones comenzó hace casi seis meses y sigue abierta a día de hoy. Está sirviendo para ampliar los periodos de refinanciación y carencia de las deudas autonómicas con las entidades bancarias.

Nacional | 16-12-2011

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Los tres grandes bancos han comenzado a tratar con los nuevos gobiernos autonómicos la situación financiera de las cuentas públicas. Según han revelado a Vozpópuli fuentes de esa negociación, la ronda de reuniones comenzó hace casi seis meses y sigue abierta a día de hoy. Está sirviendo para ampliar los periodos de refinanciación y carencia de las deudas autonómicas con las entidades bancarias.

Santander, BBVA y La Caixa lideran esa ronda de negociaciones que arrancó con la renegociación de la deuda de la Generalitat catalana y ha tenido su última cita con la Generalitat Valenciana esta misma semana. Esos dos gobiernos son los que, a día de hoy, tienen una situación más urgente a juicio de la banca, para las que se están proponiendo soluciones diferentes. “No hay una solución común” –aseguran fuentes de esa negociación—“pero sí un problema común: el de la falta de liquidez”.

 

Las Generalitats en apuros

La Generalitat de Catalunya tuvo su primer encuentro con los tres grandes el pasado mes de mayo, una reunión a la que también acudieron los representantes de CatalunyaCaixa. En esos encuentros, la Generalitat pidió una línea de crédito a corto plazo utilizando como garantía los 769 millones de euros que el Estado central adeudaba.
A largo plazo –sin embargo—la banca busca una solución a tres cuestiones pendientes de pago. La Agencia Catalana del Agua, cuyos vencimientos pendientes incluyen entre sus acreedores a entidades financieras extranjeras, la línea 9 del metro de Barcelona, que suma hasta 6.000 millones de euros pendientes de pago, y, en tercer lugar, el canal Garrigues-Segarra.
La Generalitat catalana ha planteado a los bancos un esquema para extender los plazos de los pagos pendientes.

La Generalitat Valenciana es la que más apuros económicos plantea. “Está en situación de quiebra”, aseguran fuentes bancarias. A corto plazo,

A largo plazo, la Consellería de Economía valenciana ha trasladado a las entidades la posibilidad de recurrir a una línea de crédito del ICO, una petición que todavía no se ha registrado a fecha de hoy, según fuentes del organismo.

Renegociaciones ya cerradas

El Banco Santander ha cerrado ya con algunos gobiernos autonómicos líneas de crédito a corto que les permitan los pagos de nóminas y proveedores. El Govern de les Illes Balears suscribió el pasado 17 de noviembre un préstamo de 100 millones de euros para permitir los pagos de nóminas durante el resto de 2011.

De igual modo, se han extendido los plazos a las líneas de crédito de gobiernos como el de Extremadura o el de Castilla-La Mancha, según afirman los mismos bancos.

El gobierno también proporciona liquidez extraordinaria

El gobierno anunció anoche que también aliviará la situación de falta de liquidez de las autonomías. Según reveló la vicepresidenta Elena Salgado en su cóctel de despedida, el Ejecutivo ha remitido a las Comunidades un e-mail en el que les informa de que ha decidido adelantar los pagos que normalmente se hacen a cierre de año al próximo día 20.

El objetivo fundamental es que puedan usar los 4.500 millones que se les adeudan para pagar las nóminas pendientes. Según los Presupuestos previstos, Cataluña recibirá 1.000 millones de euros diez días antes de lo previsto; Andalucía, 700 y la Generalitat Valenciana casi 500.

Los bancos han descrito la situación de algunas autonomías como de “quiebra de facto”. Elena Salgado quiso quitar anoche hierro a la situación al describirla únicamente como un fenómeno de “tensión en la tesorería”.