jueves 24 de abril de 2014

Comunidades del PP reclaman a Rajoy reabrir el sistema de financiación autonómica

El Consejo de Política Fiscal y Financiera servirá para que el gobierno pida a las autonomías austeridad. Pero, sobre todo, servirá para que los barones del PP pidan más oxígeno al gobierno. Eso significa revisar el sistema de financiación autonómica que se pactó en 2009 y que el gobierno Zapatero presentó como “el que regiría durante una generación”. Dos años después, los barones populares han comunicado ya al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, su intención de revisarlo.

Nacional | 19-09-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El Consejo de Política Fiscal y Financiera servirá para que el gobierno pida a las autonomías austeridad. Pero, sobre todo, servirá para que los barones del PP pidan más oxígeno al gobierno. Eso significa revisar el sistema de financiación autonómica que se pactó en 2009 y que el gobierno Zapatero presentó como “el que regiría durante una generación”. Dos años después, los barones populares han comunicado ya al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, su intención de revisarlo.

A la mesa del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se sientan dos corrientes con sendos informes que reclaman mayores compensaciones para afrontar los problemas de liquidez: de una lado, la Generalitat Valenciana de Alberto Fabra, que pide un complemento de fondos por su incremento de población y de otro la Xunta de Galicia de Alberto Núñez Feijoo, que reclama mayores fondos para las autonomías con población más dispersa. El calendario político ha querido que el PP reclame el cambio de un sistema que beneficia a día de hoy a dos comunidades gobernadas por CiU (Cataluña) y PSOE (Andalucía).


La financiación por población: el modelo valenciano

La Generalitat Valenciana ha planteado al Ministerio de Hacienda un nuevo sistema de financiación autonómica con el que las autonomías con incrementos de población recibirían un 8% más de fondos. Para el caso valenciano, eso significaría recaudar 732 millones de euros adicionales con los que hacer frente a sus acuciantes necesidades de liquidez.

La propuesta, que Fabra trasladó a Cristóbal Montoro en la reunión que ambos celebraron para preparar el Consejo de Política Fiscal y Financiera está contenido en un informe de 20 páginas en el que se plantea un reparto de fondos que implicaría que cobrarían más Madrid (464 millones adicionales), Canarias (442 millones) y la Generalitat Valenciana (732,6 millones extraordinarios).

Por el contrario perderían Cataluña (que recibiría 242 millones menos), Andalucía (que perdería 419 millones) y Cantabria (que recibiría 350 millones menos).

El Ministerio de Hacienda asegura que no está sobre la mesa reabrir al completo el sistema de financiación autonómico tal como plantea Valencia. Sin embargo, fuentes de la Generalitat Valenciana sostienen que la autonomía tiene el “respaldo” de otras comunidades para pedir “una revisión y compensaciones”.

 

La financiación por dispersión: el modelo gallego

El Presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, plantea también una corrección al sistema diseñado en 2009. La Xunta maneja no sólo el argumento de la compensación para las autonomías con una población más dispersa (lo que beneficiaría a Galicia, Castilla y León y Asturias) sino que ha jugado también el argumento de los “antecedentes contables”, es decir, que reciban menos fondos las autonomías con un endeudamiento público mayor.

Según los cálculos de la Conselleria de Facenda de la Xunta, el sistema restaría fondos a Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares y Cataluña.

 

Top 3 Comentarios más votados

  • #2 Doblecero

    Que me perdonen los negros, pero esto es una merienda de ídem-eadem-ídem. Lo...