miércoles 30 de julio de 2014

Una nueva cadena compra edificios singulares de Madrid para transformarlos en hoteles

Una serie de inversores particulares han hecho su peculiar apuesta inmobiliaria en Madrid y se han lanzado a la compra de edificios singulares para su posterior transformación en hoteles. Los vecinos del popular barrio de Chamberí ya pueden dar fe de estos planes ya que el Palacio de Luchana y el de Alonso Martínez, que hace algún tiempo cuentan con elementos de obra a su alrededor, son los primeros que estarán a disposición del público, para la temporada de verano.

Nacional | 21-02-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto
sobre el autor

Raul Pozo

Noticias relacionadas

Una serie de inversores particulares han hecho su peculiar apuesta inmobiliaria en Madrid y se han lanzado a la compra de edificios singulares para su posterior transformación en hoteles. Los vecinos del popular barrio de Chamberí ya pueden dar fe de estos planes ya que el Palacio de Luchana y el de Alonso Martínez, que hace algún tiempo cuentan con elementos de obra a su alrededor, son los primeros que estarán a disposición del público, para la temporada de verano.

Los inmuebles están siendo remozados para albergar sendos hoteles de cuatro estrellas en el corazón de Madrid. Con una inversión aproximada de 100 millones de euros, el proyecto posibilitará la creación de aproximadamente 200 nuevos puestos de trabajo, un aspecto que ha gustado especialmente al Ayuntamiento de Madrid, que está apoyando la iniciativa.

Para el Consistorio, se trata de una oportunidad de dar vida a unos edificios que se encontraban abandonados y, en el caso del Palacio de Luchana, en un estado de abandono considerable.

El Palacio de Luchana, en la confluencia de la calle del mismo nombre con la de Francisco de Rojas, será el primero en abrir sus puertas con su nuevo uso, probablemente para el próximo mes de mayo. El edificio, adquirido recientemente a un particular para el proyecto, cumple precisamente su centenario en 2012 y recuperará la fachada original que presentaba en 1923, trabajo que ya ha sido encargado tras el correspondiente cotejo con los planos encontrados en el Archivo de la Villa.

Nombre por determinar

Uno de los aspectos que aún está por determinar es la denominación de la cadena, aunque se ha barajado el nombre de Hoteles Palacios, en referencia al tipo de inmuebles que servirán de sede para los establecimientos turísticos. Sin embargo, aun no se ha tomado una decisión definitiva al respecto.

La intención del grupo de inversores, encabezado por Enrique Díaz-Tejeiro, ex de la empresa cotizada Solaria, es seguir adquiriendo edificios singulares en Madrid para su posterior transformación en establecimientos hoteleros. Sin embargo, el entorno actual de crisis y la restricción del crédito complica aún más el llevar a cabo operaciones inmobiliarias de esta calado de forma consecutiva.

De esta forma, lo más probable es que las próximas compras se efectúen cuando los dos primeros proyectos estén ya en marcha.

Precisamente estas circunstancias negativas han hecho que las operaciones inmobiliarias hayan brillado por su ausencia en los últimos meses, con excepciones como la espectacular adquisición de la Torre Picasso por parte de Amancio Ortega y las compras de estos palacios.