Al dente - 19.06.2012

"Aniversario" de Dívar: Si lo sé, no vengo

Todos podríamos hablar, y no parar, sobre las veces que nos hemos visto obligados a acudir a un acto sin poder echar mano de un pretexto plausible que justificara nuestra ausencia. Ante dicha eventualidad haces que se te vea mucho --o muy poco, según-- y, a la mínima, alcanzas la puerta como de puntillas, caminando hacia atrás para que no parezca que huyes. Te sientes como Peter Sellers en la película "El Guateque", donde todo se conjura para que te sientas incómodo y desubicado. 

Ese fue, precisamente, la impresión que dieron todos los asistentes, el pasado lunes, al doscientos aniversario del Tribunal Supremo, empezando por el anfitrión, don Carlos Dívar, molesto en su propia "casa" y en su propia y bicentenaria "onomástica". Y es que debe ser muy duro que convoques un festejo que llevas meses preparando con mimo a sabiendas de que el día señalado todos los que allí acuden lo hacen porque no tienen más remedio. Incluso hubo quien encontró ese pretexto plausible, en concreto, Don Juan Carlos, que con el fallecimiento del príncipe saudí Nayef delegó en el Príncipe de Asturias tan engorroso asunto, cuyo rostro también era un poema.

Quizá lo más llamativo de la galería de imágenes del doscientos aniversario del Supremo fue que nadie se molestó por fingir lo que no sentía. Me llamó poderosamente la atención la sensación de fastidio y de desagrado que exudaban todos, sin disimulos, también la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, como representantes del Ejecutivo. A lo sumo, contentos contentos solo estaban aquellos llamados a suceder a Dívar en el Consejo General del Poder Judicial (Fernando de Rosa) y en el Alto Tribunal (Juan Antonio Xiol), pero para de contar. Unos por una razón y otros por otras distintas, más de uno pensaba en aquello de "si lo sé no vengo".

Pero propongo una reflexión final. Que Dívar se va y lo puede anunciar este jueves, parece algo seguro, pero ¿no tendrían que irse otros con él dado el deterioro profundo que vive el CGPJ, con enfrentamientos encarnizados entre muchos de sus miembros?

Autor

Cristina de la Hoz

No, no se trata de un blog sobre cocina o gastronomía aunque pueda parecerlo. Con más de 20 años de profesión, con un libro sobre la sucesión de Aznar y con mi presencia en distintas tertulias de radio y de televisión, aspiro a ofrecer comentarios en su justo punto de cocción, ni demasiado crudos ni tampoco pasados. Más allá de la inmediatez de la noticia, del ruido y de los globos sonda. Desde Vozpópuli.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #1 kj26

    Es que pensar que el problema del poder Judicial en España es Dívar, no es...

  • #2 lucernario

    Lo que podemos concluiir es que Divar representa lo mejor de la casta...

  • #3 consultoriacdp

    Espero que todos los ¿periodistas? pongan igual entusiasmo en que se "aclaren"...