martes 2 de septiembre de 2014

A mi bola

28 años después, Alonso vengó a Arconada

Enrique Marín (24-06-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Además de celebrar su partido cien con La Roja y, sobre todo, clasificar a España para las semifinales de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, los dos goles de Xabi Alonso a Francia en Donestk sirven para vengar a Luis Arconada, su paisano y ex compañero de su padre, Periko Alonso, en la Real Sociedad bicampeona de Liga.

El 27 de junio de 1984, el mítico guardameta donostiarra encajó un gol en París que marcaría injustamente su carrera. Fue en la Eurocopa de Francia, en la final frente a los anfitriones disputada en el Parque de los Príncipes y a la que España llegó gracias en gran parte a las meritorias intervenciones de Arconada. Un lanzamiento directo de falta de Platini acabó colándose por debajo del cuerpo de Luis y puso muy cuesta arriba un partido que acabaría 2-0.

Mucho se habló de aquella fatídica jugada, aunque peor fue lo mal que se llegó a pensar. Para colmo, no ha faltado quien no hace mucho, y no sé muy bien a santo de qué, volvió a poner bajo sospecha a Arconada de manera gratuita y malévola. Tal vez el agitador desconocía que el guardameta vasco fue 68 veces internacional con España, además de capitán. Tal vez, es que en realidad no sabía ni quién fue Arconada y escribió de oídas.

Por si alguien no lo sabe, y creo que serán la mayoría pues ni el mismo Luis lo ha contado para que no sonara a excusa, en la semifinal de aquella Eurocopa de Francia 84 contra Dinamarca el portero donostiarra sufrió un golpe en el costado, razón por la que, quienes estaban allí y habían visto el moratón que tenía Arconada la víspera de la final, especularan que quizás se apoyó mal al intentar atajar el fatídico lanzamiento de Planiti. Es una hipótesis, sí, pero bastante más sensata y hasta científica que las teorías conspirativas que hablaron de autogol.   

El caso es que desde entonces, y como quiera que en las cinco ocasiones posteriores España no logró derrotar a Francia en partido oficial, siempre que ambos países se han enfrentado se ha recordado sistemáticamente aquel fallo del portero de la Real en París, además del penalti marrado por Raúl en la Eurocopa de Bélgica y Holanda y el 1-3 del Mundial de Alemania ante el prejubilado Zidane. Hasta que por fin La Roja ganó a los bleus. 

Si Andrés Palop homenajeó a Luis Arconada en Viena al subir a recibir la Eurocopa de manos de Platini vestido con una camiseta suya, Xabi Alonso le vengó con sus dos goles ante los franceses. Será casualidad, pero quién mejor que un ex jugador de la Real, hijo de otro histórico ex realista como Periko Alonso, para hacerlo 28 años después. Sólo falta que el 1 de julio Platini vuelva a entregarle la Eurocopa a Casillas y que España, con tres títulos continentales, supere los dos que tiene Francia. Seguro que Arconada, por cierto, gran admirador de Iker y viceversa, lo celebra. Aunque todavía haya quien piense y escriba que se dejó meter aquel gol del que espero que ya no se hable más.

   

Autor

Enrique Marín

Sólo presumo de ser donostiarra y lo que ello conlleva, incluido un Realismo que no escondo. Periodista deportivo por vocación, la nobleza me vino de serie. Adiestrado en la Universidad de Navarra, debuté en El Diario Vasco, crecí en Marca, maduré en As y me desengañé en Público. Ahora recupero la ilusión uniéndome al proyecto de VozPópuli: el valor de ser libres y fiables, los pilares del Periodismo en el que creo. Acostumbro a ir a mi bola y a veces puedo parecer beligerante, aunque siempre procuro diferenciar el quién del qué. Al contrario de lo que dijo mi admirado Groucho Marx, estos son mis principios; si no les gustan, no tengo otros.

Suscripción RSS