viernes 18 de abril de 2014

A mi bola

Bielsa y el buen nombre del Athletic

Enrique Marín (03-07-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Pues sí, aunque la noticia no resulte fácil de creer, tampoco de contar y, para algunos, por lo visto de citar, tal y como hemos venido informando en VozPópuli, el técnico del Athletic, Marcelo Bielsa, le ha metido en un lío a su presidente, Josu Urrutia. No es habitual que un personaje público protagonice un incidente tan desagradable y denunciable como el del argentino. Haciendo honor a su apodo, El Loco sufrió un injustificable ataque de ira por no haber encontrado las instalaciones a su gusto y lo pagó con el jefe de obras de Lezama, a quien primero llamó sinvergüenza y luego agredió, “agarrándole del cuello, tirándole al suelo y pateándole”, según testigos presenciales.

Desconozco si Bielsa tiene o no motivos para estar enfadado por el retraso de las obras que él mismo encargó acometer en las instalaciones rojiblancas. Pero, en cualquier caso, lo que hizo debería ser motivo de sanción por parte del club. Me consta que la Junta que preside Josu Urrutia ha sido conveniente y oficialmente informada de lo que ocurrió en las instalaciones de Lezama. Había suficientes testigos como para dar fe, de ahí que intentar poner sordina o disfrazar el asunto de pelea me parece, no sólo una indecencia, sino una ingenuidad.    

Como es lógico, el jefe de obras de Lezama abandonó las instalaciones del Athletic cariacontecido, aunque antes comunicó a los responsables del club que no volvería por allí mientras estuviera El Loco. Y dicho y hecho. Ayer martes, los operarios no acudieron a su puesto de trabajo y las obras de acondicionamiento quedaron paralizadas. Tampoco se le vio en Lezama a Bielsa. El club, de momento, guarda silencio. Entiendo que el papelón para Urrutia es importante, pero creo que esconderlo no es bueno para el buen nombre del Athletic. Si la pérdida de papeles de Bielsa no es atajada por el presidente quedará claro quién manda en el club, algo que lleva tiempo preocupando, y mucho, en Ibaigane. Es tal la popularidad que el rosarino ha adquirido, que más de un directivo tiene la sensación de que se les puede ir de las manos. Bueno, de hecho ya se las ha ido... 

La temporada pasada, con Bielsa recién llegado a Bilbao, en en el club se tuvieron que rifar quién llamaba al argentino para decirle que debía asistir al tradicional acto religioso en la Basílica de Begoña por todos los miembros de la familia rojiblanca fallecidos durante el año y en la que se dan cita toda la plantilla, los técnicos y los dirigentes del Athletic. A diferencia de lo ocurrido después con otros actos oficiales, El Loco accedió a ir, aunque con la condición de que lo haría en chándal y que no se quedaría a la comida posterior. ¿Extravagancias? ¿Locuras? Llámenlo como quieran, pero yo de un tipo que es capaz de pegar a un operario no me fiaría y menos le daría las darías las llaves de un club tan ilustre como el Athletic. 

 

 

Autor

Enrique Marín

Sólo presumo de ser donostiarra y lo que ello conlleva, incluido un Realismo que no escondo. Periodista deportivo por vocación, la nobleza me vino de serie. Adiestrado en la Universidad de Navarra, debuté en El Diario Vasco, crecí en Marca, maduré en As y me desengañé en Público. Ahora recupero la ilusión uniéndome al proyecto de VozPópuli: el valor de ser libres y fiables, los pilares del Periodismo en el que creo. Acostumbro a ir a mi bola y a veces puedo parecer beligerante, aunque siempre procuro diferenciar el quién del qué. Al contrario de lo que dijo mi admirado Groucho Marx, estos son mis principios; si no les gustan, no tengo otros.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #2 PolloPantani

    Bieeen. ¿Lo siguiente qué sera? ¿Que lo comente Jesús Cacho?.

  • #3 elizondo

    Se le ve el plumero Sr. Marín. Bielsa rezuma honestidad.

  • #6 frank_reagan

    El Athletic ha dejado claro en nota pública que la empresa constructora está...