miércoles 23 de abril de 2014

A mi bola

Bielsa desafía a los poderes fácticos

Enrique Marín (10-07-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Con Balzola ha topado. Sin entrar a valorar (al menos de momento) cuál de las partes tiene razón, así se puede resumir el affaire que ha convertido el Athletic en una casa de locos desde que Bielsa insultó y agredió salvajemente al jefe de obras de Lezama, hasta el punto de autodenunciarse en comisaría, y acusó públicamente de engañar, estafar y robar a la empresa responsable, la mencionada constructora Balzola.

Como era de esperar, aunque hubo que hacerlo durante cuatro días y un comunicado en la web oficial no pareció la mejor forma, el Athletic desautorizó al empleado Bielsa y defendió a la empresa vizcaína. Tal y como informaba El Correo, Balzola no sólo es socia de la Fundación Athletic desde hace nueve años, sino que ha participado en los proyectos más importantes que se han desarrollado en Bilbao en los últimos años. El Museo Guggenheim, la Torre de Iberdrola, el Bilbao Exhibition Centre (BEC) y la primera fase del proyecto del nuevo San Mamés. Casi nada. Como para que un entrenador de fútbol (ese colectivo al que el propio Loco dijo tener en peor concepto incluso que al periodismo) les acuse públicamente de chapuceros, estafadores y ladrones. 

Mientras Bielsa es visto por cierto sector del periodismo y gran (la mayor) parte de la afición rojiblanca como una especie de mesías, la Junta que preside Josu Urrutia no podía consentir que el argentino se atribuyera funciones que no le corresponden. Llamarle empleado no tuvo otro objetivo que recordar al argentino que en el Athletic no manda él, sino que es un mandado y que sus competencias son exclusivamente deportivas. Sí, lo más normal es que el presidente hubiera salido a dar la cara antes de que lo hiciera el propio Bielsa, pero Urrutia escurrió el bulto y, solo cuando el técnico ejerció de portavoz, le puso firme, pero a través de un comunicado.  

"Todo lo ocurrido modifica la forma de relacionarnos", contestó El Loco a Josu Urrutia en una cuenta de Facebook que abrió (y cerró) solo para la ocasión. Si presentarse en chandal ante la Virgen de Begoña, la patrona de Bilbao, se exculpó e intepretó como una excentricidad del argentino, arremeter contra los poderes fácticos de Bizkaia le ha supuesto romper relaciones con el presidente. Tanto es así, que si Bielsa sigue en el Athletic es porque destituirle (o haber aceptado su dimisión) habría resultado una decisión antipopular de la actual junta directiva, además de un importante desembolso económico.       

Autor

Enrique Marín

Sólo presumo de ser donostiarra y lo que ello conlleva, incluido un Realismo que no escondo. Periodista deportivo por vocación, la nobleza me vino de serie. Adiestrado en la Universidad de Navarra, debuté en El Diario Vasco, crecí en Marca, maduré en As y me desengañé en Público. Ahora recupero la ilusión uniéndome al proyecto de VozPópuli: el valor de ser libres y fiables, los pilares del Periodismo en el que creo. Acostumbro a ir a mi bola y a veces puedo parecer beligerante, aunque siempre procuro diferenciar el quién del qué. Al contrario de lo que dijo mi admirado Groucho Marx, estos son mis principios; si no les gustan, no tengo otros.

Suscripción RSS