jueves 17 de abril de 2014

Blogomaquia

Artistas y capitalistas

Teresa González Cortés (26-07-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Llevamos unas semanas la mar de calentitas. Los clamores, esta vez,  han venido de quienes trabajan en el mundo del “arte”.  Marta Sánchez, p. e., estuvo en el programa ¡Qué tiempo tan feliz!, de María Teresa Campos. Y en el plató de Telecinco la cantante soltó que “la crisis no se arregla jodiendo al prójimo, sino trabajando”, en referencia a los funcionarios que estaban en la calle y de queja. Por cierto, y ya que estamos hablando de manifestaciones, el otro día Javier Bardem estuvo en el asfalto madrileño, reunido en señal de protesta con los de su gremio. Y preguntado por la subida del IVA, el actor, muy serio y parapetado bajo unas enormes gafas negras, afirmó que “el Gobierno ha dado la puntilla al cine".

Lo que se calla

Proceder a la subida del IVA cultural, del 8% al 21% frente al gravamen del 5 y 7% que practican Francia y Alemania de forma respectiva, constituye una bestialidad, a todas luces, amén de un acto insolidario y poco igualitario. ¿Hay motivos para reproches y desaprobaciones? Claro que sí. Ahora bien, lo que se calla es que casi el 50% del monto obtenido en el cobro del impuesto del IVA cultural va a parar a manos de la Sociedad General de Autores y Editores, más conocida por su infausto acrónimo SGAE. Y ya estamos al tanto de los humos de esta organización y de cómo funciona: cobrando derechos en peluquerías por tener la radio puesta, raspando y arañando comisiones de los conciertos benéficos, recaudando dinero en actos organizados para niños enfermos, en jornadas escolares con alumnos de colegio, en verbenas de barrios y pueblos misérrimos. Y del mismo modo, cómo no, en celebraciones, bodas, bautizos y otras fiestas.

Pues bien, para esa piratería ejercida desde las instituciones de artistas nunca ha habido cóleras, enfados ni enemistades. Tampoco una mención a los desmanes y abusos cometidos por los que dicen representar los intereses de los artistas. Fijémonos en que la SGAE ingresó en el año 2010, o sea, en plena crisis económica, la escalofriante cifra de 365 millones de euros, cantidad que supuso un aumento en la recaudación del 7,7% respecto del año anterior. Y es que los impuestos, sean altos o bajos, siempre acogotan y oprimen a los que menos poseen, lo haga el gobierno del PP o la directiva de la SGAE. Y eso que no entro en el detalle de que la millonada de ingresos de esta sociedad viene prorrateándose entre unos poquitos VIP, y lo poco que queda del reparto fiscal se raciona entre artistas no muy populares, dándose la circunstancia añadida de que ¡¡¡la mitad de los socios de la SGAE nunca, jamás ha recibido un duro por sus derechos de autor!!!

El reverso tenebroso

Todo verso posee su reverso tenebroso. Juan Luis Cebrián, un ex franquista reconvertido a velocidad luz en socialdemócrata, ha censurado año tras año a los que no son ideológicamente “los suyos”. Pero, “cosas veredes, amigo Sancho”, llegada la ocasión, no ha hecho ningún feo a los 14 millones de euros que en 2011 se ha autoembolsado en plena crisis económica mientras, sin temblarle el pulso y al mismo tiempo, practica una feroz dieta de adelgazamiento, a base de Eres, sobre los trabajadores que integran cada una de las empresas del hoy languideciente imperio Prisa. E igual que el cantante Francisco aduce agorafobia para explicar su inasistencia a la Audiencia de Alicante, agorafobia que por el arte de bóbilis bóbilis le desaparece cuando asiste a un escenario de TV, el comunismo peculiar que cultiva el empresario Jaume Roures nunca ha sido un lastre a la hora de conducir al paro a la casi totalidad de la plantilla del diario Público gracias a la doctrina -jolines, cuánta coherencia- de las leyes de la economía capitalista que el citado Roures vitupera en sus adversarios.

De Pilar Bardem a Teddy Bautista

Con unas élites “desnortadas” que solo buscan defender sus intereses personales, la esquizofrenia entre lo que realmente hacen y lo que ideológicamente predican alcanza niveles escandalosos de incongruencia. Así ocurren cosas muy raras. Sin ser ir más lejos, todos conocemos a Pilar Bardem. Lo que no se destaca de esta excelente actriz es su gestión trufada de exuberancias. Me explico. Un clon de la SGAE es la AISGE, Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión, organización que preside…, ¿no lo sabe aún?, Pilar Bardem. Pues bien, la AISGE (que tutela la “mamá” de nuestro Oscarizado e internacionalísimo Javier Bardem) no solo fue multada por la Comisión Nacional de la Competencia con 600.000 euros por prácticas monopolísticas, sino que repitiendo la voracidad de un tal Teddy Bautista descubrió la lindeza de que los enfermos de hospitales debían pagar derechos por ver la televisión. En Aragón perdió una demanda, aunque dudo que la sed de dinero que justifica la existencia de las AISGEs pueda mantener a raya el hambre de guita de quienes, en nombre del artisteo, viven gracias a esos poco edificantes, opacos y nada democráticos chiringuitos.

Sí, sí: poco edificantes, opacos y nada democráticos chiringuitos. Y no hablo del impuesto arbitrario e injustísimo del “canon digital”. Tan solo recuerdo que Teddy Bautista permaneció 34 años en la SGAE o, lo que es igual,  que desde su ingreso como miembro de la junta directiva en 1977 y su ascenso meteórico a la vicepresidencia en 1982 y elevación a presidente en 1995, el músico convertido en burócrata gobernó manu militari y durante casi 30 años los entresijos de la SGAE. Y por trabajar para el pueblo y por el pueblo tenía chófer. Y se colocó la medalla de disfrutar de una pensión vitalicia mensual muy popular de casi –total, “na”-  cuatro millones de las antiguas pesetas, 23.000 euros para no mentir.

¿Contradicciones? ¿Quién da más?

Autor

Teresa González Cortés

Me gusta escuchar, leer, hacer deporte... Adoro la sensatez y el sentido del humor, aunque no sé muy bien por qué orden. Con el nombre de blogomaquia quiero decir que me agradan los debates, las discusiones en buena lid. Procurando entender la realidad empecé, de eso ya hace un tiempo, a estudiar los imaginarios presentes en las utopías e ideologías políticas.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #2 Pepedomingocastanas

    Excelente post. Hacer dinero con la cultura es lógico y legítimo. No lo es...

  • #1 perhaps

    Decia Perich, el gran humorista catalán que: "La gouche divine más que...

  • #7 TgCortés

    Hola a todos: Gracias por los comentarios: por los buenos y no tan buenos. Solo...