jueves 24 de julio de 2014

A mi bola

Odriozola deja en ridículo al deporte español

Enrique Marín (01-08-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Sin entrar a juzgar y, como tantas veces sucede, olvidar la presunción de inocencia, parece evidente que el atleta catalán Ángel Mullera debería estar suspendido cautelarmente tras haber sido descubiertos correos interesándose por un plan de dopaje. Al menos, hasta que se esclarecieran los hechos y aunque ello conllevara perderse los Juegos. Sin embargo, el proteccionismo de José María Odriozola, presidente de ese cortijo suyo llamado Federación Española de Atletismo, ha vuelto a dejar en ridículo al deporte español en materia disciplinaria y dopaje. 

Lo ha explicado el presidente del CSD, Miguel Cardenal, y en su explicación está la denuncia: el órgano que podría adoptar la medida cautelar de suspender la licencia de Mullera es el comité disciplinario de la RFEA, pero no lo hizo. Según Cardenal, "existen indicios suficientes para adoptar esa medida cautelar y la resolución del TAS no se pronuncia sobre estos particulares, sino que únicamente habla de la posibilidad de que este atleta, que estaba seleccionado, deja de ser seleccionado". 

Al igual que tantas otras veces, alguno tan conocido como el de Contador, la decisión del TAS sobre Mullera desautoriza a los organismos deportivos españoles, aunque en esta ocasión lo ha hecho en la dirección contraria. Para una vez que en España se toman medidas drásticas contra un deportista, viene el TAS y deja, con perdón, a CSD y COE en pelotas. Miguel Cardenal dice que el Gobierno acata la decisión del TAS, pero advierte que seguirán buscando "nuevas evidencias" para evitar su participación en Londres, ya que existían y existen "indicios suficientes" para que la RFEA le suspendiera cautelarmente.

Es más, en el nuevo anteproyecto de la Ley antidopaje, que el Consejo de Ministros aprobó recientemente, un caso de esta naturaleza no se daría porque los expedientes disciplinarios de materia antidopaje serán tramitados por la Agencia Estatal Antidopaje. Es decir, que Odriozola no podría haberlo parado.

Por cierto, y para ponerle la guinda a este disparate, el presidente del CSD confesó que ni él ni Alejandro Blanco, su homólogo del COE, habían podido hablar con el presidente de la RFEA. Lo dicho, Odriozola va por libre y nadie sabe cómo ni por qué acumula tanto poder. Confío en que Cardenal le pare los pies, siempre y cuando el TAS no lo evite, claro. 

Autor

Enrique Marín

Sólo presumo de ser donostiarra y lo que ello conlleva, incluido un Realismo que no escondo. Periodista deportivo por vocación, la nobleza me vino de serie. Adiestrado en la Universidad de Navarra, debuté en El Diario Vasco, crecí en Marca, maduré en As y me desengañé en Público. Ahora recupero la ilusión uniéndome al proyecto de VozPópuli: el valor de ser libres y fiables, los pilares del Periodismo en el que creo. Acostumbro a ir a mi bola y a veces puedo parecer beligerante, aunque siempre procuro diferenciar el quién del qué. Al contrario de lo que dijo mi admirado Groucho Marx, estos son mis principios; si no les gustan, no tengo otros.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #1 Caspu

    Lo de la federación de Atletismo es un ejemplo de más del "me agarro al...

  • #2

    No estoy de acuerdo con usted. Si cuando se quiere recurrir a la última...

  • #5 Gerson

    El problema en este país es que la gente se eterniza en los cargos aunque lo...