viernes 1 de agosto de 2014

A mi bola

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir dinero?

Enrique Marín (14-09-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

La célebre frase del titular, sustituyendo sexo por dinero, la pronunció un genio como Groucho Marx y es aplicable a un crack como Cristiano Ronaldo y su relación con el Real Madrid. Resulta que después de haber montado el número diciendo que "no celebro los goles cuando estoy triste" y emitir después un comunicado para explicar que "se me ha acusado de querer más dinero, pero algún día se verá que no es el caso", el Real Madrid ofrecerá una mejora de su contrato al portugués.  

De regreso de su periplo con la selección lusa, Cristiano publicó este miércoles un nuevo mensaje en su página oficial de Facebook, en el que ya no habla de tristeza: "Quisiera reafirmarme, sin preocuparme en los contratos, que mi atención se centra exclusivamente en ganar todos los partidos y todos los trofeos disponibles con la imprescindible compañía de mis compañeros de equipo y con todos los madridistas". Después de comentar los partidos con su selección, asegura que ha llegado el momento de volver al club y pensar solo en mi club".El Madrid podría llegar a pagarle los 15 millones de euros por temporada que, según Marca, quiere cobrar el jugador

Según el diario Marca, Florentino Pérez está decidido a alegrar la cuenta corriente de Cristiano y atarle de por vida. La idea es cerrar larenovación lo antes posible. El nuevo contrato está aún por definir, en sueldo y en tiempo, pero el Real Madrid podría llegar a pagarle los 15 millones netos anuales que, según el mismo medio, quiere el portugués. Al Real Madrid esta operación le cuesta una millonada, pues en año y medio a CR7 se le acaba el privilegio fiscal y su cotización se duplicará al ser de un 52%. El peso de Cristiano en el vestuario del Madrid nunca podrá ser el de Messi en el del Barça, y eso que está Mourinho

Sus 151 goles en 149 partidos, una auténtica barbaridad, son los méritos de Cristiano para se tratado con un crack, aunque su peso específico en el vestuario nunca será como el de Messi en el del Barça. Ni siquiera con Mourinho de entrenador, con quien comparte nacionalidad y representante. Xavi e Iniesta no son Casillas o Ramos, el Camp Nou no es el Bernabéu y los medios de Madrid no son los de Barcelona. Es decir, que la única manera que tiene Florentino Pérez de valorar y contentarle es a base de euros. Ya lo decía Groucho Marx: "¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!". 

Autor

Enrique Marín

Sólo presumo de ser donostiarra y lo que ello conlleva, incluido un Realismo que no escondo. Periodista deportivo por vocación, la nobleza me vino de serie. Adiestrado en la Universidad de Navarra, debuté en El Diario Vasco, crecí en Marca, maduré en As y me desengañé en Público. Ahora recupero la ilusión uniéndome al proyecto de VozPópuli: el valor de ser libres y fiables, los pilares del Periodismo en el que creo. Acostumbro a ir a mi bola y a veces puedo parecer beligerante, aunque siempre procuro diferenciar el quién del qué. Al contrario de lo que dijo mi admirado Groucho Marx, estos son mis principios; si no les gustan, no tengo otros.

Suscripción RSS