Hemeroteca

<

noviembre 2014

LMXJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS

De cara - 17.09.2012

Mou aireó el diagnóstico, ¿pero sabe la solución?

Mourinho pega hacia dentro. Y con mucha dureza. Por tercera vez ya en lo poco que va de curso. Saludable noticia después de una época faltona y llena de excusas en la que todos los balones iban hacia fuera. Este mes no. Este mes los palos del entrenador van hacia los jugadores y hacia sí mismo como máximo responsable de su rendimiento. Ya ocurrió tras ganar al Granada, aunque entonces las quejas del luso no se escucharon porque la tristeza de Cristiano acaparó el protagonismo y dejó sin sonido todo lo demás. Y volvió a ocurrir el sábado, tras el nuevo tropiezo y fiasco, en Sevilla.

A los futbolistas no les gustan los reproches en público del técnico y así se lo hicieron ver sin ir más lejos el día después a la rajada tras la derrota en Getafe. “Y que no se repita más”, cuenta Diego Torres en El País que le dijo Casillas a Mourinho en una de esas agitadas charlas de vestuario tan ilustrativas de la situación de crisis que vive el Madrid. Pero Mourinho insiste. “Hay pocas cabezas comprometidas, unos jugadores sin disponibilidad mental para sufrir, no hay equipo”.  Con un matiz capital: “Pero el entrenador soy yo y es mi culpa”. Es de suponer que la grieta interna se agrande.

Hay a quien no le gusta la descarga, la bronca publicitada del portugués a los jugadores. A otros muchos sí. Pero la cuestión no es tanto eso. El diagnóstico está claro. Señala a la concentración, a la actitud, a la profesionalidad de los futbolistas. El problema es la solución.  Si la tiene o si el entrenador la conoce. Porque su mensaje es de resignación e impotencia. Ese ya más no se puede hacer o trabajar, ese cada jugador sabe quién es su oponente y la zona que debe ocupar, tenemos gráficos, hablan de un entrenador superado y desbordado. Ya no sabe qué hacer para que la plantilla le atienda y haga caso. Pocos técnicos han sobrevivido a un discurso tan derrotista, ni en otras plazas ni en el propio Real Madrid.

Es verdad que Mourinho está fuera de peligro en el Madrid, que se hizo con la gestión absoluta del club y se ganó fanáticamente al aficionado que más suena. Pero la situación le señala directamente. Si los jugadores, como él mismo de alguna manera confiesa, se le han ido de las manos, es a él a quien le toca recuperarlos o cambiarlos. Quizás la bronca en antena le funcione, sea un arma para la reconquista, pero en el fondo se ha dejado a sí mismo desnudo ante la evidencia. Mourinho ya no gobierna. No lo consigue. Y eso sí es un problema.

Autor

José Miguélez

Voy en dirección contraria por el periodismo deportivo desde finales de los ochenta. O antes, porque ya en el colegio miraba, sentía, preguntaba, discutía, provocaba y sospechaba. Y así seguí allá donde estuve: EFE, Ya, Onda Madrid, El País, Cope, Marca, Público, ABC Punto Radio, Sportyou… Huyo a la carrera de las posiciones de conveniencia y soy muy dado a pensar mal. Analizo comportamientos no la bandera de quien los tiene. Me quejo mucho y desconfío, sí, pero siempre (o eso intento) con honestidad, coherencia y de cara. Tengo un gusto concreto y mi propia subjetividad.

Suscripción RSS