miércoles 30 de julio de 2014

Macro Matters

Las Cuentas del Reino

Luis Riestra (12-03-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Si algo puede decirse de las cuentas del Reino de España es que sus grandes agregados no son difíciles de trabajar e incluso de memorizar. Al ser próximas a múltiplos de diez es fácil hacer con ellas porcentajes y dimensionarlas en el total de la economía, cuya cifra de PIB también tiene las mismas virtudes; de esta forma el ciudadano medio puede darse cuenta con bastante aproximación en el lío que le han metido “sus” gobernantes. Veámoslas.

Marco general: Ingresos y Gastos Consolidados del Estado. Esto es todo el sector gubernamental, desde el Gobierno Central, eso que los nacionalistas en su neo-lengua, uno de sus pilares autoritarios, llaman "Estado", a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Lo pueden ver en la siguiente tabla:

 

Es normal que con lo de los billones de euros haya confusión, pero si alguien necesita dimensionar esas cifras puede leer el artículo de este enlace: La deuda que nos dejó Zapatero. Para hacerlo más fácil diremos lo siguiente: producimos 107 (el PIB), el Estado recauda de eso 27 y gasta 36; eso da un desfase de 9, que son los 90.425 millones de déficit público. Ese es el 8,42% destapado por Montoro, que se suponía debía rondar el 6% comprometido por Zapatero, y por el que Bruselas nos ha echado la bronca; quédense con la cifra que tiene mosqueadísimos a los inversores internacionales y que les será útil para comparar más abajo.

Hay que decir que aunque el gasto gubernamental representa el 33.8% del PIB, nuestros políticos controlaron en 2.010, según Eurostat, directamente y de "aquella” manera, el 45,6% del mismo a través de empresas públicas, como ferrocarriles, astilleros, televisiones de todo tipo, radios, puertos, aeropuertos y otras infraestructuras, etc. (enlace a un ejemplo ilustrativo), más la banca pública regional (las cajas), cuya mala gestión y supervisión es la principal causa de nuestra Crisis, además de diversos e innumerables entes y fundaciones de todo tipo. En ese mangoneo político que, salvo excepciones, es padre de favores a camaradas e imposición de servidumbres al ciudadano, está parte de ese 8,42% de déficit injustificado que pasan a las generaciones futuras.

No contentos con lo anterior, nuestra plaga de termitas, que cree que es un equipo de ingenieros forestales, no hace más que abrasar pidiendo o cobrando favores (pobre Chile) por sus políticas, a cuanta empresa de éxito exhibe cierta dimensión donde morder y/o colocar algún familiar y/o amigo.

Esos 90.000 millones de Euros largos en un año son una monstruosidad en sí mismos para un país de nuestras dimensiones; pero eso no es lo peor, lo peor es que el Estado ingresa 100 y gasta 133: a ver como se ajusta eso. Pues ese ejercicio ha de hacerse, no lo haremos hoy pero lo pueden ver en este enlace: El Ajuste que nos impondría el Fondo Monetario Internacional, porqué hacia allí vamos aunque podría evitarse. Como Montoro ha hecho una fuerte, pero progresiva, subida de Impuestos, veamos primero los ingresos.

Recaudación Consolidada del Estado:

 

De las partidas se puede ver que por mucho que se suban no se cubrirá el déficit de nuestros políticos; por ejemplo, los casi 4.100 millones adicionales esperados de la fuerte subida del impuesto sobre la renta no son ni una veinteava parte del agujero de la casta política. Hay que decir que aunque hagan las cosas bien, que ya les digo que no, nos tocará subirlos más, pero eso lo veremos otro día.

La Fantasía de la Economía Sumergida: dentro de la confusión y falta de rigor de nuestro debate económico, y a guisa de distracción, algunos economistas del Establishment hablan de esto como solución porque dicen, como si nada, que la economía sumergida representa entre el 20% y el 25% del PIB. ¿De verdad alguien se puede creer que equivalga al sector turístico, al de manufacturas y al agrícola (más o menos) juntos? Les invito a que se asomen a la ventana e imaginen que fuera cierto.

La realidad es que salvo los marginados y pobres de solemnidad que trapichean lo que pueden, el "negro" recaudable es, caída la construcción, más bien poco, salvo que se imponga una policía estalinista a perseguir fontaneros y a familiares que hacen horas en el bar o en la huerta del cónyuge; al final solo se crearían más pobres, más delincuencia y más gasto asistencial. Por otro lado, las bolsas de fraude fuertes no están ahí, si no muy próximas a la casta política y a su corrupción, que va repleta de dinero negro en la impunidad más absoluta. Lo que sí hay es Pobreza, de la que nuestra clase dirigente pasa como de la peste, calentitos como están tras cargarse un país para asegurarse estar bien cebados; debe ser que creen que ignorándola o exprimiéndola acabarán con lo que para ellos es una molestia impertinente.

Hacienda tiene unos 33.000 funcionarios dedicados a la recaudación, y aunque les ha pasado un poco como a los inspectores del Banco de España, al ser víctimas de la intromisión política, son un excelente cuerpo inspector y lo que hace falta es dejarles hacer su trabajo de forma correcta, adecuada y profesional.

El Gasto Consolidado del Estado:

Lo primero que destaca es que siendo información consolidada, el Ministerio de Hacienda incluye, sin nota al pié, una partida de Transferencias a otras Administraciones Públicas por nada menos que 42.811 Millones de Euros (4,2% del PIB). Me gustaría ver las caras de los auditores que lean esto y luego conocer su opinión; seguro que se hacen una idea mejor que yo del desorden contable que se debe haber encontrado Montoro. Con esa partida, que parece de cuadre, y de esas dimensiones (en 2.010 fue de 73.599 MM €), cuesta pensar que las demás, salvo defensa, pensiones y alguna otra, recojan fielmente el gasto consolidado correspondiente.

En cualquier caso, parece que nos gastamos en paro 30.474 Millones de Euros (un 3% PIB), fomento del empleo 7.329 MM € (0,7% PIB) y deuda pública (al menos la mitad del último gobierno socialista) 27.400 MM € (2,7% PIB), y lo que nos queda, porque subirán con más políticas de fracaso. El detalle lo tienen en la gráfica siguiente, con el porcentaje sobre el total que vimos de 362.788 MM €, que es la tarta a la que nuestra insaciable casta política le da bocados hasta cuando duerme.

Mención aparte merecen los 46.797 MM € de Pasivos Financieros (un 4,6% del PIB), que pensamos incluye mayoritariamente aportaciones  que contabilizan como déficit público (hay deuda nueva de las termitas que no se incluye en el déficit, que esa es otra) que en buena parte sería atribuible directamente a su caprichosa gestión política de empresas públicas. Por supuesto, ningún parlamentario ha hecho el menor cuestionamiento de esa última y gigantesca partida de gasto. ¿Incluye el saneamiento de casi 7.000 MM € (0,69% PIB) de dos cajas recién vendidas por dos euros? Cero debate que de alternativas de mejora; todos callados y a pagar.

 

¿O sea, que no hay solución? Al contrario, a eso hemos dedicado bastante trabajo e implica lo que dijimos al hablar de la Reconversión del Sistema Financiero, ponerlo a generar liquidez y una lista imprescindible de puntos que Montoro va aplicando como le dejan, ello pondría a nuestra economía a reducir las partidas comentadas llevándonos a un círculo virtuoso. Pero ocurre que sin Regeneración ya se ve que no es posible, pues exigiría un gobierno con el coraje político de perseguir el peculado, antes de que prescriban los delitos, para meter en la cárcel a algunos de los que nos han traído hasta aquí. Me temo que va a ser que no.

Autor

Luis Riestra

Soy Economista y MBA, he desempeñado mi actividad profesional los sectores de Gas y Petróleo, Automotriz, Distribución, Financiero y en la Investigación Económica. Soy un apasionado de la función social de la empresa y de la contribución del Comercio y la Industria al Progreso Social, algo que me hace particularmente combativo cuando creo que se han establecido mitos de gestión pública y privada que van contra las virtudes económicas, la viabilidad empresarial o el bienestar y el patrimonio de las familias. Desde “Macro Matters” espero llevarles mi visión sobre asuntos macroeconómicos de interés que puedan serle útiles en sus decisiones cotidianas, explicados desde una visión de largo plazo y una perspectiva global

Suscripción RSS