martes 16 de septiembre de 2014

Europa, parque temático

El déficit tarifario: “un cuento chino”

Vicente Benedito (31-03-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Últimos posts

Para comprender que es y que supone el déficit tarifario  es preciso partir de una serie de tópicos que frecuentemente se esgrimen con cierta demagogia sobre la cuestión, a saber:

  • Hay que acabar con la energía nuclear
  • Lo bueno son las energías renovables.
  • Estamos pagando el kilovatio de electricidad por debajo del coste de producción.
  1. La desinformación acerca de la energía nuclear está a la orden del día, y además es algo que se trata de ocultar a la opinión pública. A los españoles se nos mete el miedo en el cuerpo cuando constantemente se hace referencia a Chernóbil y el maremoto que afectó a la central de Fukushima. Lo de Chernóbil fue una excepción, algo difícil de volver a producirse si se establecen las medidas de vigilancia adecuadas, y lo de Fukushima fue un problema de ubicación ya que  la central soporto los efectos de un gran terremoto y no la del maremoto posterior. Además no hablemos del problema de los residuos nucleares, pues hay soluciones razonables a los mismos. Dejemos de hacer el ridículo y afrontemos que muchas de las centrales nucleares francesas están cerca de nuestro país y encima les compramos energía eléctrica. La energía nuclear es una energía limpia, al evitar la emisión de 60 millones de toneladas de CO2 al año  y es económica porque produce el Kv con unos costes razonables. Podemos afirmar que la energía nuclear es la única solución, económicamente viable, para luchar contra el cambio climático, y funciona 24 horas durante los 365 días del año.
  2. Por otro lado las energías renovables, que efectivamente hay que potenciar, pero siempre dentro de unos límites pues:
      - Necesitan mucho movimiento de dinero. 
      - Ocupan grandes extensiones de terreno, y al dilema ético de enfrentar producción de alimentos (en un mundo con hambruna) y energía, se suma el daño de la utilización ingente de abonos y fertilizantes de uso industrial y alto poder contaminante. 
      - Irregularidad y dificultad de almacenamiento 
      - Naturaleza difusa. 
      - Dificultad de integración en el paisaje en medios rurales siendo las más agresivas las eólicas y solares. 
      - Los balances de CO2 no son siempre negativos como por ejemplo la energía mediante biocombustibles y biomasa. 
      - En general es bastante cara.
    España concede el 11% de todas las subvenciones a renovables del mundo.
  3. Hay que explicar muy bien ese alto coste de la electricidad que estamos pagando los españoles. Los costes de los diversos sistemas de producción (hidráulica, nuclear, fotovoltaica, eólica termosolar, carbón etc...) no son iguales y al final lo que fija el precio es el ciclo combinado.
  4. Pero antes de entrar en este tema digamos que:
      - El sector empresarial eléctrico es de los más avanzados y sólidos del mundo. 
      - Nuestro País es escaso en recursos energéticos de producción propia. 
      - Tenemos una economía que consume excesiva energía, con un sistema caro, vulnerable y que aporta poca sostenibilidad ambiental. 
      - No hay alternativa sensata sin potenciar la energía nuclear. 
      - No se debe incentivar las sobre inversiones ni las infra inversiones. 
      - Urge un Pacto de Estado que evite la Demagogia y la Improvisación.

Una vez hechos estos simples comentarios, vayamos al tema de los costes para lo cual nos vamos a basar en los Informes de la CNE:-sobre los precios y costos de la generación de electricidad de 20 de Mayo del 2008;-sobre el Sector Eléctrico Español de 9 de marzo del presente año:-y sobre la liquidación provisional nº 13 del sector eléctrico correspondiente a 2011.

Así, y de acuerdo con estos informes, los ingresos netos de las actividades reguladas, es decir, de aquellas que fija el Ministerio de Industria, suman en 2011  la cantidad de 11.716 millones de euros. Con estos ingresos hay que pagar los costes de las actividades reguladas como el transporte de la electricidad, la distribución y la gestión comercial y otros gastos. Estos suman 9.803 millones de euros, por lo tanto , en principio, sobrarían 2.000 millones de euros, pero ahora falta pagar las subvenciones a las energías renovables, que aparecen en el informe sobre la liquidación provisional bajo el nombre de “Prima del régimen especial” y que suman 6.019 millones de euros. En resumen que tenemos un déficit de 4.106 millones.

Las empresas eléctricas dicen que este régimen es insostenible y que hay que poner fin inmediato al problema del déficit. Pero lo que no cuentan son los beneficios “extraordinarios” (caídos del cielo) que obtienen de otras partes del sistema eléctrico. En particular en el polémico Informe del 2008, la Comisión Nacional de la Energía decía que las empresas eléctricas obtienen un beneficio trimestral de 549 millones por las centrales hidroeléctricas (ya amortizadas) y 517 millones de las centrales nucleares (también amortizadas). Solo con el beneficio extraordinario de estas tecnologías, se generan al año alrededor de 6.000 millones de euros anuales que ingresan las compañías eléctricas (dependiendo finalmente del precio del gas. A mayor precio del gas mayor beneficio "extra").

Es verdad que las energías renovables son caras y cuestan en primas 6.000 millones al año, pero también es verdad que las centrales eléctricas e hidroeléctricas ya amortizadas, con más de 30 años de servicio casi todas ellas, generan un beneficio similar a las empresas eléctricas.

Así que el problema del déficit eléctrico es “un cuento chino” que podría solucionarse sin que le costara más al consumidor, eso sí, con la buena voluntad de las empresas eléctricas en aras del bien común.

Autor

Vicente Benedito

Nacido en Valencia, soy Licenciado en Derecho y Master en Comercio Exterior. Durante mi vida profesional he estado en distintos sectores como el de la enseñanza, el jurídico, el bancario, el de seguros y el de la construcción; todo ello ha hecho que haya tenido que cambiar mi lugar de residencia más de nueve veces, lo que me ha aportado una perspectiva muy enriquecedora de la evolución de las sociedades a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo mi vocación ha sido la enseñanza, y he pasado muchos años impartiendo diferentes disciplinas siempre relacionadas con el ejercicio profesional, tratando de transmitir mi conocimiento y experiencias practicas al mundo universitario al que me siento muy ligado. Ahora en la etapa actual quisiera devolver a la Sociedad parte de lo que ella me ha dado.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #2 VALVER

    Hola Vicente. Por primera vez veo algo escrito que da en el clavo de la...

  • #3 Morgan

    Es increíble leer siempre desde los mismos sectores, el manido mantra del...

  • #4 Morgan

    Uno de los organismos que desmonta la falacia de la "rentabilidad" de las...