Hemeroteca

<

octubre 2014

LMXJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • RSS

Con los leones - 18.04.2012

El ruidoso silencio del Congreso sobre Repsol

El PP se planteó el martes la posibilidad de una declaración institucional en el Congreso para condenar la expropiación de Repsol. Pero se echó atrás al comprobar que no había unanimidad entre los grupos parlamentarios: el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, considera que es más grave inmiscuirse en la soberanía de Argentina que el asalto a la compañía española. Y con estos mimbres no se ha podido hacer el cesto, a pesar de la sintonía que conjugan en este asunto los dos principales partidos.

Esta es la razón última por la que el Congreso no sabe, no contesta sobre la expropiación de Repsol. Se ha pensado que era preferible no decir nada antes que alzar un coro desafinado de voces. El PP tal vez ensaye en un próximo pleno la presentación de alguna iniciativa menor para arropar las medidas que tome el Gobierno en respuesta a la agresión de la Kirchner. Pero será algo meramente testimonial, entre otras razones porque algunos empresarios que tienen negocios en Argentina ya le han trasladado al equipo económico que no conviene pasarse de frenada, que sería poco inteligente que medio Ibex terminara pagando las heridas de Brufau.

Lo de Kirchner no tiene remedio

Sin el arropamiento de Obama, pendiente de las oportunidades que se abren en Argentina para las multinacionales americanas, y la timidez de la Unión Europea, tal vez lo único que quepa sea la resignación. Lo de Kirchner, dicen los empresarios que conocen el paño, no tiene remedio. Es verdad que no se invierte desde hace tiempo un euro en su país porque genera desconfianza. Y este es, precisamente, el pretexto que utiliza la presidenta y sus secuaces para justificar la intervención. Es como la pescadilla que se muerde la cola, como pasa en la Carrera de San Jerónimo: si se guarda silencio, la opción elegida, parece que el Parlamento no defiende los intereses de España cuanto más falta hace. Y si habla y no lo hace por boca de todos, la imagen del país se debilita. Se trata de elegir entre lo malo y lo peor.

Autor

Federico Castaño

Les ofrezco un menú humilde en el que voy a poner todo mi empeño en sortear la mercancía averiada y las interpretaciones erróneas de la actualidad política y económica que se cuece en el Parlamento y sus aledaños. Me avalan bastantes años de oficio periodístico y, sobre todo, la ilusión de honrar esta bonita profesión.

Suscripción RSS