lunes 21 de abril de 2014

El blog de José Luis Ortín

Bankia en el centro del pulso entre Esperanza y Rajoy

José Luis Ortín (09-05-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

De aquellos polvos….

Algunas heridas del Congreso del PP en Valencia después de las elecciones de 2.008 siguen sangrando. Los primeros avalistas de Rajoy, Camps y Arenas, otrora grandes barones en las filas conservadoras cayeron tocados del ala. El valenciano de la sonrisa tan beatífica como aparentemente falsa hace tiempo que se dio de bruces con el suelo por los estultos perdigones de Gürtel, a los que él mismo cebó con más tontuna. Y al gaditano de la sonrisa suficiente, por cuyas ansias de mandar en Andalucía con un PP socialdemócrata se retrasaron tres meses los ya obsoletos presupuestos del Estado, le han dado las del pulpo los del nuevo Frente Popular andaluz, que, por cierto, no sólo llevan en el pecado la penitencia sino que nos la harán pagar, si les dejan, a todos los españoles, como ya lo venían haciendo desde que a España empezó a no conocerla ni la madre que la parió en los tiempos mandones del clan de la tortilla, con D. Felipe y D. Alfonso a la cabeza desde las pasadas elecciones andaluces D. Javier hace vuelo rasante.

...estos lodos

Ahora, a D. Mariano le avala sobradamente su espectacular triunfo en las generales y le escolta su notable guardia pretoriana con la vice, Dña. Soraya, a la cabeza. Y con ella el amplio grupo de cerebritos con que se adornan el Consejo de Ministros y los amplios gabinetes de Moncloa y Génova. De entre ellos destacan los nombres y los hombres de Nadal y los de Guindos, que ahora parece que han tomado y gobiernan la aguja de marear. El timón de Rajoy, aparentemente blando, adquiere así una fortaleza tan urgente como necesaria. Ya no quedan grandes reyes en las Taifas regionales, sino un remedo de delegados comerciales todos ellos afanados en un ‘tontorrón el último’ por aquello de que no les intervengan sus autonomías por los déficits. Y así está el patio ‘pepero’. Sólo que como es imposible tenerlo todo atado y bien atado – recordemos que ni Franco pudo y es quien únicamente tuvo más poder político y efectivo que su paisano Rajoy en la historia moderna de España – ha quedado un cabo suelto, y no pequeño. Se trata de Dñª Esperanza Aguirre, que además de fuerte, exitosa y atractiva, tiene en sus manos Madrid, la Autonomía más saneada de España; prácticamente la única. Y con ella la verdadera oposición, junto con nuestra descomunal crisis, al poder de D. Mariano; menos mal que es de la casa y nunca hará sangre en la calle, pero sí en el campo de las ideas políticas y en su aplicación práctica. A las tres autonomías díscolas las tiene cogidas el Gobierno por los blandos de ‘las perras’, con lo que poco pueden oponerse. Y a los socialistas todavía les queda bastante purgatorio por la herencia que dejaron, muy fácil de evidenciar. 

La presidenta madrileña es quien únicamente puede hacerle sombra a Rajoy dentro del PP, y desde el citado congreso de Valencia, donde ya lo intentó, no ha dejado de componer versos sueltos en este tremendo romancero español que nos ha tocado vivir. Ya a finales del año pasado  tuvieron un pulso cuando la fusión por absorción de Bankia con Caixabank estuvo hecha y, aparte de la fuerte personalidad de Rato y algún recule por su parte, Dñª  Esperanza no dio su nihil obstat a la gran operación financiera que seguramente hubiera acelerado la todavía inconclusa reforma del sistema financiero español. Se trataba de que Madrid perdía frente a Cataluña. En esta infumable partida nos hemos permitido el lujo de perder seis meses, cuando los colores regionales y políticos no están hechos para arbitrar en los procelosos ambientes financieros, como ha quedado demostrado suficientemente.

El viraje

Y en estas que llegamos a la complicadísima situación actual, en la que tanto desde Europa como desde dentro de nuestro país se le ha hecho llegar a Rajoy que sin lubricante financiero no hay forma de que nuestra economía arranque. El Presidente, convencido al fin de que por muchos ‘viernes de dolores’ que se recete rompiendo en mil intragables trozos sus recetas de cuando andaba en la oposición no hará que el morro de nuestras curvas económicas empiecen a enderezar su caída en picado para después remontar sin arreglar antes el patio de la banca, ha hecho caso a su ministro Guindos, y antes de enfrentarse a Dñª Esperanza ha dejado caer la cabeza de Rato cambiándola por la de un gestor bancario de gran trayectoria, que ponga orden, para después retomar la antigua operación con la Caixa o con cualquier otra gran entidad financiera; ojo al BBVA. No nos engañemos, lo de la inyección de dinero público en Bankia es un señuelo para apoyándose en él y en el disparate que supone, amén de mal precedente para otros temas pendientes, torcer la voluntad de la presidenta madrileña y de quien quiera malmeter. El verdadero alcance de la operación Rato es ése y no otro. Al tiempo, que será muy poco.

Daños colaterales

Mientras, los primeros espadas del resto de entidades financieras que andan caminos de fusión empujados por el ministro Guindos, se tientan la ropa pensando en que si ha caído el gran Rato qué será de ellos si llegado el caso no entonan el ‘fernandiano’ “marchemos todos juntos y yo el primero…” Segundo movimiento en el tablero de la estrategia seguida con Rato.

Y ojo, que el colofón a esta gran movida será el nombramiento del nuevo gobernador del Banco de España, y será alguien afín al emergente Guindos. Miren atentamente a quienes encabezan las entidades financieras que aún están por fusionar; alguno de ellos puede tocar pelo.

Los pulsos modernos entre Rajoy y Aguirre no han hecho más que empezar, y en éste Rato ha pagado la cuenta. Veremos quien convida a la siguiente ronda.

Autor

José Luis Ortín

El carrusel de la vida me ha traído hasta aquí tras cuarenta y tantos años  trabajando; veinte en las antiguas Cajas – director de marketing en mi último decenio-  y un paso fugaz dirigiendo  una importante  industria de alimentación. Paralelamente, conocí la universidad  en dos etapas complicadas cursando estudios de Derecho, Historia y Empresariales: la agonía del viejo Régimen y la Transición.  Y  otra veintena larga como empresario de marketing y publicidad, gestión y promoción inmobiliaria, formación, agricultura y ganadería, I+D+i industrial sobre aguas, y ocio y deporte.

Mi avatar ha vivido muy estrechamente por obligación y cercanía personal el mundo de la comunicación, colaboraciones incluidas; el de la política y sus personajes; y el de diversos sectores sociales y deportivos, hasta presidir un equipo de fútbol profesional. Ahora, razonablemente regular y libre, hago lo que me apasiona disfrutando de mi familia y amigos: leer mucho, escribir, publicar de todo y hacer deporte. Además, disculpen, de compartir algunas reflexiones que un sexagenario reciente puede trasegar en base a la experiencia y a la información que todo lo anterior todavía le alcanza.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #3 Juglar

    ¿La autonomía más saneadada de España? Pregúntele a cualquiera que trabaje...

  • #4 Demostenes

    Si en las altas esferas del sector bancario se aplicase el sentido comun y no...

  • #5 McMurphy

    @Demostenes #4 BBVA está todavía con el empacho argentario. Botin que sabe de...