martes 2 de septiembre de 2014

Al dente

Sin pan pero con mucho circo

Cristina de la Hoz (11-06-2012)
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

Últimos posts

Formo parte de esos millones de españoles que saltaron ante el gol de Cesç en el partido inagural de España contra Italia de la Eurocopa que se celebra en Polonia y Ucrania. Nos quedamos con la miel en los labios del segundo gol y regresamos pelín cabizbajos a España los que tuvimos la suerte de ir a Gdanks a ver el partido. Porque ya, si nos falla la roja, apaga y vámonos. Entre la selección española, Rafa Nadal y Fernando Alonso vamos salvando la honrilla de un país en horas bajas. Pan y circo, o dicho en latín, que es mucho más fino «Panem et circenses». Es una vieja fórmula para tener distraido al personal, aunque no voy a atribuir a una premeditada estrategia gubernamental que nuestro deporte siga triunfando fuera de nuestras fronteras, aunque ayudar, ayuda, ya lo creo.

En todo caso lo que me llamó poderosamente la atención fue la supremacía numérica de los forofos españoles sobre los italianos en Gdanks. Pocas horas después del anuncio del rescate financiero de nuestro país --Uy no! que es una "línea de crédito"-- y de la rueda de prensa del presidente del Gobierno, miles de españoles reventábamos las gradas del estadio Arena en una relación tres a uno con respecto a los italianos, y eso, siendo muy generosa con los del país con forma de bota. Admito que la visión se comparecía poco con nuestra situación económica, con los cinco millones de parados, con el aumento de impuestos o con la recesión. No dábamos los españoles ni siquiera la imagen de haber tomado nota del delicado momento por el que pasa nuestro país. 

Soy consciente de que se trata de una foto fija, de que a muchos ciudadanos les hubiera gustado estar ahí y no asfixiados por las deudas o el lazo que cierra cada vez más el banco en torno a su cuello, de que, al final, se trata de un grupo de privilegiados que pueden permitirse ese lujo de cambiar las malas noticias de todos los días por el oxígeno de un partido de fútbol donde desahogarse y disfrutar. Porque cada vez falta más, incluso, el pan. Por lo menos que nos dejen el circo.

Autor

Cristina de la Hoz

No, no se trata de un blog sobre cocina o gastronomía aunque pueda parecerlo. Con más de 20 años de profesión, con un libro sobre la sucesión de Aznar y con mi presencia en distintas tertulias de radio y de televisión, aspiro a ofrecer comentarios en su justo punto de cocción, ni demasiado crudos ni tampoco pasados. Más allá de la inmediatez de la noticia, del ruido y de los globos sonda. Desde Vozpópuli.

Suscripción RSS

Top 3 Comentarios más votados

  • #1

    España es "asin". No tenemos para comer pero atascamos las carreteras cuando...

  • #4 civilibre

    Que asco del circo del futbol,la anestesiante manipuladora civilizacion de el...

  • #2 SociedadGeneral

    Lo mismo existen españoles que no se ajustan al patrón establecido. Millones...