viernes 18 de abril de 2014

El blog de José Luis Ortín

Así acabaron con las Cajas de Ahorros (II)

Hablábamos anteriormente de cómo había empezado este nefasto asunto con la entrada de los políticos en las Cajas y la desacertada intervención del Banco de España y los poderes autonómicos, con el RIP del Gobierno central en su acto final y el telón de fondo de la pérdida de valores como causa profunda del desastre. Pero en el...
José Luis Ortín (24-04-2012)
  • Así acabaron con las Cajas de Ahorros (I)

    Como en otras realidades sociales, el acoso y derribo a las Cajas de Ahorro también hunde sus raíces en una pérdida de valores. También influyeron otras razones externas e internas que trataré de explicar en lenguaje asequible y con algunos ejemplos puntuales. En España había después de la crisis de los noventa  más de...
    José Luis Ortín (19-04-2012)

Autor

José Luis Ortín

El carrusel de la vida me ha traído hasta aquí tras cuarenta y tantos años  trabajando; veinte en las antiguas Cajas – director de marketing en mi último decenio-  y un paso fugaz dirigiendo  una importante  industria de alimentación. Paralelamente, conocí la universidad  en dos etapas complicadas cursando estudios de Derecho, Historia y Empresariales: la agonía del viejo Régimen y la Transición.  Y  otra veintena larga como empresario de marketing y publicidad, gestión y promoción inmobiliaria, formación, agricultura y ganadería, I+D+i industrial sobre aguas, y ocio y deporte.

Mi avatar ha vivido muy estrechamente por obligación y cercanía personal el mundo de la comunicación, colaboraciones incluidas; el de la política y sus personajes; y el de diversos sectores sociales y deportivos, hasta presidir un equipo de fútbol profesional. Ahora, razonablemente regular y libre, hago lo que me apasiona disfrutando de mi familia y amigos: leer mucho, escribir, publicar de todo y hacer deporte. Además, disculpen, de compartir algunas reflexiones que un sexagenario reciente puede trasegar en base a la experiencia y a la información que todo lo anterior todavía le alcanza.

Suscripción RSS