viernes 19 de septiembre de 2014

Game Over

La mentira de la responsabilidad compartida

Pese a toda evidencia, muchos de quienes tienen el privilegio de escribir en diarios, hablar a los micrófonos y aparecer en los debates televisivos, diluyen la responsabilidad política de esta crisis instaurando el bulo de que todos [los españoles] somos responsables. Una falacia que urge desactivar por simple cuestión de higiene....
Javier Benegas (24-06-2012)
  • Nuestro futuro no depende de la prima de riesgo

    Las conclusiones finales que provienen de los dos partidos mayoritarios, y también de sus provincianos pares del reino, que son los partidos nacionalistas, son que si España entra en default, y Europa en consecuencia se colapsa, será porque Angela Merkel y su severísimo ministro de finanzas así lo decidan. Porque soluciones para...
    Javier Benegas (17-06-2012)
  • Mejor apocalíptico que idiota

    Escribía Claudio Magris, en un artículo publicado en 1995, que Apocalipsis en Griego significa revelación, descubrir y poner de manifiesto las cosas escondidas; para nosotros la palabra evoca en cambio imágenes catastróficas de destrucción y ruina, de fin del mundo. Muy lejos del sentido catastrófico con el que habitualmente se...
    Javier Benegas (10-06-2012)
  • Rehenes de una clase política infumable

    Citas y sentencias sobre el carácter de los españoles las hay a miles, casi todas injustas al no separar el grano de la paja. A este ejercicio de calificarnos tomando el todo por una parte se han sumado a lo largo de los siglos una gran variedad de personajes, de dentro y fuera de nuestras fronteras. Desde los más relevantes y...
    Javier Benegas (03-06-2012)

Autor

Javier Benegas

De la generación que creció con el estigma del 22% de desempleo crónico; de aquellos que nos vimos obligados por las circunstancias a estudiar y trabajar al mismo tiempo. Por lo tanto, esta crisis no me asusta o no me asusta demasiado. De hecho, soy optimista, porque la vida me ha enseñado que nada es por completo imposible. Aunque mi profesión actual poco tiene que ver con aquello que estudié en su día, siempre he tenido la vocación muy viva, lo cual ha hecho que, en la práctica, esté en contacto con dos mundos muy distintos: el de los profesionales liberales y el de la política y los intereses creados. Pertenezco al primero, por principios y, sobre todo, por amor a la libertad (soy liberal de los pies a la cabeza). Pero vigilo muy de cerca al segundo, porque, nos guste o no, es el que condiciona y mucho nuestras vidas. El título de este blog no hace referencia a ningún cataclismo, sino al hecho de que estamos incursos en una transformación que será trascendente. Seamos pues moderadamente optimistas.

Suscripción RSS