miércoles 23 de abril de 2014

Game Over

La política sin fantasías ni ocurrencias

El pasado miércoles Mariano Rajoy hiló su discurso más sombrío, lleno de apelaciones al sacrificio y a lo inevitable; a ese “no hay más remedio” que predispone al respetable a cargar con lo que venga. Una arenga cuyos arabescos preliminares, siendo nuestros gobernantes por lo general tan avaros y torpes con el verbo, no dejaron...
Javier Benegas (16-07-2012)
  • Andreu, un héroe
    en traje de baño

    La semana pasada fuentes de la dirección del PP, tal y como informaba puntualmente este diario, acusaban al juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, de haberse "tirado a la piscina de manera improcedente, de una forma bastante irregular" a cuenta de la imputación del antiguo consejo de administración de Bankia y, muy...
    Javier Benegas (08-07-2012)
  • Condenados a jugar a la ruleta rusa

    Serían poco más de las 11 de la maña cuando un convoy compuesto por cinco monovolúmenes de color negro metalizado y lunas tintadas llegó a las puertas de la urbanización Miramadrid, sita en el municipio de Paracuellos de Jarama, desde la carretera de Los Berrocales. Justo antes de cruzar la calzada que bordea la urbanización, uno...
    Javier Benegas (01-07-2012)

Autor

Javier Benegas

De la generación que creció con el estigma del 22% de desempleo crónico; de aquellos que nos vimos obligados por las circunstancias a estudiar y trabajar al mismo tiempo. Por lo tanto, esta crisis no me asusta o no me asusta demasiado. De hecho, soy optimista, porque la vida me ha enseñado que nada es por completo imposible. Aunque mi profesión actual poco tiene que ver con aquello que estudié en su día, siempre he tenido la vocación muy viva, lo cual ha hecho que, en la práctica, esté en contacto con dos mundos muy distintos: el de los profesionales liberales y el de la política y los intereses creados. Pertenezco al primero, por principios y, sobre todo, por amor a la libertad (soy liberal de los pies a la cabeza). Pero vigilo muy de cerca al segundo, porque, nos guste o no, es el que condiciona y mucho nuestras vidas. El título de este blog no hace referencia a ningún cataclismo, sino al hecho de que estamos incursos en una transformación que será trascendente. Seamos pues moderadamente optimistas.

Suscripción RSS