jueves 17 de abril de 2014

Game Over

  • Dioses, instituciones y hombres

    Escribía Mario Vargas Llosa en 2011, a propósito de la serie televisiva The wire, ese colosal colage de la sociedad de Baltimore y, pese a su trasfondo pesimista, deslumbrante panegírico de la condición humana, que la mayor influencia que sus autores reconocían en ella era la de la tragedia griega, pues, en su historia, también la...
    (03-02-2014)
  • Crisis institucional

    La semana pasada, Luis Garicano (Valladolid, 1967), catedrático de Economía y Estrategia en la London School of Economics y doctor por la Universidad de Chicago, uno de esos escasísimos personajes autóctonos que sin ser políticos gozan de cierta relevancia en España, inició una tournée por los medios informativos con motivo de la...
    (20-01-2014)
  • La revolución inevitable

    El pasado mes de octubre, el analista político, periodista y ganador de un Premio Pulitzer Chris Hedges (Vermont, 1956) publicaba en la web Truthdig un artículo que, bajo el título Our Invisible Revolution, advertía de que las ideas que hasta ahora habían sostenido a los gobiernos occidentales y el capitalismo global estaban...
    (13-01-2014)
  • Aprender a querer a España

    Hace no mucho, Ellie, una mujer norteamericana de edad muy avanzada pero gran lucidez y sensibilidad, por razones que no vienen al caso, me escribió una larga e interesante carta, en la que desde el principio me desvelaba que conocía muy bien algunos países de Europa, entre ellos España. Lo cual, pienso, era una forma elegante de...
    (06-01-2014)
  • Adiós a 2013, el año de las luces

    El 4 de junio de 2007 una revista de difusión nacional publicaba la fotografía de Mariano Rajoy, en aquellos días eterno candidato a la presidencia de España, luciendo unos calcetines con sendos tomates en los talones. La imagen, aunque dio lugar a infinidad de chanzas, no pasó de la anécdota. Hoy, a la vista de su acción de...
    (30-12-2013)
  • Nada está escrito

    Decía Jean-François Revel (Marsella, 1924) que la democracia no puede vivir sin una cierta dosis de verdad. No puede sobrevivir si esa verdad queda por debajo de un nivel mínimo. Y añadía que este régimen, basado en la libre determinación de las grandes opciones por la mayoría, se condena a sí mismo a muerte si los ciudadanos...
    (23-12-2013)
  • Cataluña contra Cataluña

    Afirmaba Francesc Homs i Ferret, a cuenta de ese nuevo aquelarre, cuyo título “España contra Cataluña” es más una paradoja que una ofensa, que “en historia no hay una única verdad”. Lo cual, para que se le entienda a este profesor de economía erigido, otro más, en ideólogo nacionalista y padre de la patria catalana, viene...
    (16-12-2013)
  • Seamos prudentes, reformemos todo

    Cien metros, esa fue la distancia impuesta a los curiosos que acudieron a las inmediaciones del Congreso de los Diputados durante el deslucidísimo acto oficial del Día de la Constitución celebrado el pasado viernes 6 de diciembre. Así, por primera vez en treinta y cinco años, los ciudadanos de a pie no pudieron ver de cerca a las...
    (09-12-2013)
  • Rajoy, el sepulturero involuntario

    En honor a la verdad, hemos de agradecerle a Mariano Rajoy, ese estadista que a ratos parece un prusiano apolillado; a ratos, un funcionario de la antigua Alemania Oriental perdido en un centro comercial; y las más de las veces, un político atrapado en su propio laberinto, que, al poco de ganar las elecciones generales, dejara ya...
    (02-12-2013)
  • Mérito y esfuerzo: otra broma pesada

    Una de las evidencias más reveladoras, una de tantas, del desquiciamiento del sistema político español es que este gobierno, que no sólo ha renunciado desde el primer día a la regeneración institucional de España, sino que en la práctica ha elevado a la enésima potencia la concentración del poder político-económico, defienda...
    (25-11-2013)
< 1 2 3 4 5 >

Autor

Javier Benegas

De la generación que creció con el estigma del 22% de desempleo crónico; de aquellos que nos vimos obligados por las circunstancias a estudiar y trabajar al mismo tiempo. Por lo tanto, esta crisis no me asusta o no me asusta demasiado. De hecho, soy optimista, porque la vida me ha enseñado que nada es por completo imposible. Aunque mi profesión actual poco tiene que ver con aquello que estudié en su día, siempre he tenido la vocación muy viva, lo cual ha hecho que, en la práctica, esté en contacto con dos mundos muy distintos: el de los profesionales liberales y el de la política y los intereses creados. Pertenezco al primero, por principios y, sobre todo, por amor a la libertad (soy liberal de los pies a la cabeza). Pero vigilo muy de cerca al segundo, porque, nos guste o no, es el que condiciona y mucho nuestras vidas. El título de este blog no hace referencia a ningún cataclismo, sino al hecho de que estamos incursos en una transformación que será trascendente. Seamos pues moderadamente optimistas.

Suscripción RSS