jueves 31 de julio de 2014

El Tesoro tratará de captar 3.500 millones en letras en el primer examen tras los recortes

El organismo emitirá este martes letras a 12 y 18 meses en la primera de las dos subastas de esta semana después de que ayer el Ibex volviera al rojo y la prima alcanzase los 560 puntos. 

Mercados | 17-07-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El Tesoro Público tratará de captar este martes entre 2.500 y 3.500 millones de euros en una emisión de letras a 12 y 18 meses, la primera de las dos subastas que se celebrarán esta semana y que servirán para valorar la acogida que tienen entre los inversores las últimas medidas anunciadas por el Gobierno., como explica Europa Press. 

El organismo dependiente del Ministerio de Economía celebrará una segunda subasta de bonos y obligaciones el próximo jueves. En concreto, subastará bonos con cupón del 3,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2014, obligaciones con cupón del 5,50% y vida hasta 30 de julio de 2017 y obligaciones con cupón del 4,30% y vencimiento a 31 octubre de 2019.

La de hoy será la primera subasta que se celebra después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudiera al Congreso de los Diputados a presentar un nuevo paquete de ajuste con el que pretende ahorrar hasta 65.000 millones en dos años y medio.

Con este ajuste, el mayor de la democracia, el Gobierno cumple con las recomendaciones realizadas por Bruselas a cambio del año extra que le han concedido para reducir el déficit, y satisface también las demandas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que llevaba tiempo pidiendo a España ajustes duros para cumplir con el déficit.

Una vez conocidos los ajustes la prima de riesgo se moderó ligeramente y el Ibex recuperó posiciones, pero la euforia se fue moderando poco a poco y el selectivo acabó perdiendo un 1% en el conjunto de la pasada semana. La prima, por su parte, se mantuvo por encima de los 500 puntos básicos. Este lunes, el Ibex ha vuelto a cerrar en rojo (-2%) y la prima de riesgo ha rebotado hasta rozar los 560 puntos básicos.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó ayer que la causa de este repunte del diferencial con el bono alemán se debe a las dudas sobre el futuro de la zona euro, después de que los mecanismos de toma de decisión en la UE se hayan demostrado "extremadamente complicados", y ha confiado en los efectos positivos que tendrán los últimos ajustes.

En las últimas subastas, las tensiones obligaron al Tesoro a elevar de nuevo la rentabilidad, que llevó a superar la barrera del 6,5% en el papel a más largo plazo que emite el Tesoro (a diez años) y por encima del 5% en las letras a tres meses.