jueves 24 de abril de 2014

Las firmas de análisis valoran de manera positiva que Telefónica proteja su balance

El recorte del dividendo era inevitable y a la larga será positivo, señalan unas cuantas firmas de bolsa en sus primeras valoraciones. La operadora reducía su caída inicial. 

Empresas | 26-07-2012

  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto
sobre el autor

M.L.T./ V.S.

Últimas noticias del autor

Telefónica comunicó ayer que cancelaba su dividendo, hecho que no se recordaba desde los tiempos de Juan Villalonga, cuando anuló el pago a accionistas para emplear la tesorería de la entidad en futuras compras y se limitó a ofrecer acciones liberadas que diluían al inversor. La operadora, sin embargo, ha tomado esta medida para proteger su balance, dada la más que compleja situación de los mercados.

Santander, por ejemplo, afirma nada más conocer la noticia que “es la decisión correcta a adoptar ahora”. A pesar de que los analistas del banco preveían una salida de inversores que estaban en la compañía por el dividendo, “nosotros priorizamos la reducción de deuda y la protección del balance como vía para crear valor futuro”. Si el valor cayera (hoy sufría descensos superiores al 5% en la apertura que iban reduciéndose poco a poco), “veríamos una oportunidad clara de compra”.

Por su lado, Banco Sabadell indica que este recorte “ha sido una sorpresa por el timing del anuncio”, ya que en su opinión, el recorte de dividendo anterior está demasiado reciente. “Creemos que se trata de un balón de oxigeno con impacto muy positivo para el balance de la compañía”, aunque no todo es de color rosa, ya que también señalan que un anuncio de semejante calado “debilita la credibilidad en la compañía”. Aun así, “reconocemos que esta medida incrementa la flexibilidad financiera de la firma, libera de vencimientos hasta 2014 y eliminará presión de cara a una posible rebaja adicional de rating por parte de las agencias”.

Ahorro Corporación valora “la enérgica actuación de cara a restablecer el equilibrio financiero de la operadora. De esta manera, la compañía no necesitará acudir a los mercados de capitales para refinanciar sus vencimientos de deuda 2013”.

Bank of America/Merrill Lynch indica “la medida es positiva”, ya que “otorga a la empresa flexibilidad financiera y suaviza el efecto dilutivo de las posibles colocaciones en Latinoamérica”. En el lado contrario, señala que “hay dudas sobre la posición de algunos fondos de inversión; habrá que ver si dan crédito a la promesa de restablecimiento del dividendo el año que viene”.

Nadie rebaja

Los analistas de la entidad estadounidense no rebajan su opinión sobre Telefónica, aunque “no nos daríamos demasiada prisa en comprar, ya que, entre otras cosas, el bono español está al 7,39%”, es decir, el riesgo España le penaliza, como indican en numerosas ocasiones en su informe. El futuro de su actividad en Latinoamérica es una de las claves que apuntan.

Ninguna de las firmas citadas rebaja su valoración sobre la entidad que preside César Alierta. Banco Sabadell dice que Telefónica tiene un potencial del 83% al alza, hasta 15,90 euros. Santander valora la acción a 13,20 (potencial del 52%) y recomendación de Compra. Ahorro Corporación le otorga un “Mantener”, con 12 euros de precio objetivo, que suponen un potencial del 40%. A media sesión, la compañía se pagaba a 8,44 euros, recortando su descenso con rapidez. 

Mensaje positivo en la conference call

Telefónica ha reiterado al mercado en la conference call, celebrada en la tarde de este jueves,  que Telefónica logrará cumplir con los objetivos financieros, si bien se ha visto obligada por la situación recortar la previsión de crecimiento de ingresos (antes por encima del 1%, y ahora en línea con 2011). Su presidente, César Alierta, ha explicado que ha estado en contacto con las agencias de crédito tras el anuncio de este miércoles de suprimir el dividendo y ha recibido comentarios muy positivos. De hecho, Telefónica confía en un mejor tratamiento por parte de las casas de rating, a pesar de que el riesgo de la deuda soberana persiste.

La compañía prevé ingresar al menos 1.600 millones con la venta de activos, que junto con la cancelación del dividendo de 2012, podrá cumplir así con los objetivos de margen de Oibda y Capex/Ventas. La venta de activos incluye la filial de call center Atento, el portal Rumbo de viajes, su participación en Portugal Telecom y el lote de antenas de telecomunicaciones. Además, para 2013, la compañía seguirá obteniendo ingresos extras gracias a la salida a Bolsa de su negocio de Alemania y de activos de Latinoamérica, si bien ha reconocido la enorme volatilidad actual de los mercados.

“La operación alemana será atractiva para los inversores. El valor de Telefónica es mayor al actual”, ha insistido César Alierta, presidente de la compañía, ante las reiteradas preguntas por parte de los analistas sobre las dificultades para poner en marcha este tipo de operaciones. En este sentido, la compañíaha reiterado que trabajará en reducir deuda más que en una hipotética política de fusión o adquisición en Alemania, a pesar de las sinergias atractivas resultantes de una posible fusión KPN E-Plus y Telefónica Deutschland de O2.

Además, la compañía ha insistido, ante las preguntas de los analistas sobre la presión que ejerce España en las cuentas del grupo (25% de los ingresos), que el mercado doméstico ya ha tocado fondo. “El crecimiento del OIBDA y del margen del segundo trimeste anuncian un cambio de tendencia”, ha explicado Ángel Vila, director general de Finanzas y Desarrollo Corporativo. Alierta  afirmó que la empresa no va a cambiar su sede de España, aunque cree que el mercado está gravemente penalizados el riesgo soberano. Respecto a la subida del IVA, la compañía tiene previsto repercutirla a los clientes. 

Por último, confirmó el reparto de 0,75 euros por acción a partir de 2013, con una base en efectivo de aproximadamente del 50%.