lunes 28 de julio de 2014

Guindos pide que se cumplan los plazos para la recapitalización directa de la banca

El ministro de Economía reconoce que las dificultades para que se lleve a cabo son "importantes". Alemania ve imposible que entre en vigor el 1 de enero.

Economía | 16-09-2012

Anterior Siguiente
Foto:EFE

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ofrece una rueda de prensa tras la reunión de los ministros de Economía de la UE (Ecofin) celebrada en Nicosia, Chipre.

  • El ministro español de Economía, Luis de Guindos, ofrece una rueda de prensa tras la reunión de los ministros de Economía de la UE (Ecofin) celebrada en Nicosia, Chipre.
  • aumentar tamaño del texto
  • reducir tamaño del texto

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido este sábado al Ecofin que cumpla el calendario pactado por los líderes europeos y apruebe antes de finales de año la norma que encomienda al Banco Central Europeo (BCE) la supervisión de la banca de la eurozona. Esta iniciativa resulta clave para España porque es la condición para que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros aprobado en julio se convierta en recapitalización directa y por tanto deje de computar como deuda pública. Los líderes europeos se comprometieron a tenerla lista en enero de 2013.

"Las dificultades son importantes", ha admitido el ministro de Economía en rueda de prensa al término de la reunión. "Pero el objetivo tiene que ser por el momento ser ambiciosos y mantener los calendarios establecidos", ha señalado. España defiende que "se incluyan los 27 países" de la UE en nuevo sistema de supervisión bancaria y que el control del BCE se extienda a todos los bancos y no únicamente a los de carácter sistémico para "evitar situaciones de segmentación y discriminación", ha dicho Guindos.

Alemania, secundada por Holanda, ve imposible que la recapitalizción directa entre en vigor el 1 de enero

Los ministros de Economía de los 27 han debatido por primera vez este sábado la propuesta de la Comisión, que da poderes al BCE para controlar a los 6.000 bancos de la eurozona, imponer multas a los incumplidores e incluso retirarles la ficha bancaria. El objetivo es romper el vínculo entre riesgo bancario y riesgo soberano. La discusión a puerta cerrada ha puesto de relieve las grandes diferencias entre los Estados miembros y la dificultad de cumplir el calendario, según fuentes europeas. Por un lado, el ministro alemán de Economía, Wolfgang Schäuble, ha reiterado que quiere limitar el poder del BCE a los grandes bancos y mantener bajo su órbita a la banca regional. Además, Alemania, secundada por otros países como Holanda, ve imposible que la recapitalización directa entre en vigor el 1 de enero de 2013 y prefiere que el proceso avance de forma lenta pero con más garantías.

Por otro lado, los países de fuera del euro han expresado sus reservar al refuerzo de los poderes del BCE por considerar que no están adecuadamente representados y podrían quedar excluidos de las decisiones sobre regulación bancaria. España, Francia e Italia apoyan el calendario propuesto por Bruselas. El comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, quiere que el BCE supervise ya desde el 1 de enero de 2013 a los bancos que han recibido ayudas públicas, para que entre en vigor la recapitalización directa. En una segunda fase, desde junio de 2013, cubrirá a los grandes bancos, mientras que a partir de enero de 2014 se ocupará ya de todas las entidades.

Rescate bancario

De Guindos ha reiterado que cuenta con garantías de la UE, incluso en el memorándum de entendimiento, de que una vez que entre en vigor, la recapitalización directa se aplicará a España con carácter retroactivo. A finales de septiembre, la consultora Oliver Wyman hará públicas las cifras de las necesidades de capital de la banca española entidad por entidad. "Esas cantidades va a estar por debajo del tope de los 100.000 millones de euros y no van a diferir mucho de los 62.000 millones" de la estimación inicial publicada en junio, ha asegurado el ministro.

A partir de ahí, comenzarán las inyecciones de capital a medida que se vayan presentando planes de reestructuración. Las entidades nacionalizadas -Bankia, Catalunya Caixa, Novagalicia Banco y Banco de Valencia- "van a suponer un porcentaje muy importante del conjunto de necesidades", ha señalado De Guindos. "El proceso sigue su curso, con atención al cumplimiento de todos los plazos que nos habíamos dado. Y a finales de este año tendremos un sistema financiero español saneado, con entidades solventes, fuertes y recapitalizadas", ha subrayado.