Miguel Alba

Empresas - 17.12.2012

La integración de Banesto no frena el interés del Santander sobre Catalunya Caixa

El grupo no quiere cifrar la salida de trabajadores que acarreará el cierre de 700 sucursales. José Antonio Alvárez, director financiero del Santander, asegura que no se realizará ningún ERE. Alfredo Sáenz, CEO del grupo, liderará el proceso.

La integración de Banesto no cambiará la hoja de ruta de futuras adquisiciones en España por parte del grupo Santander. El director financiero del Santander, José Antonio Alvárez, ha confirmado en una conferencia telefónica con periodistas que el grupo seguirá estudiando la compra de entidades en el actual proceso de reestructuración financiera en España. "La operación que se plantea con Banesto tiene sentido por sí sola. No cambia para nada los planes del grupo con respecto a futuras compras", admite Alvárez.

El ejecutivo del Santander no respondió, sin embargo, sobre qué pasará con las marcas de las entidades que adquieran, en caso de que finalmente el grupo realice alguna compra. "Eso es un futurible que no vamos a responder", explicó Alvárez, que sí confirmó que Banesto mantendrá su marca hasta mayo de 2013. Será entonces cuando la Junta General de Accionistas de la entidad apruebe, dada la mayoría del Santander, la operación.

Banesto era el vehículo designado por Boadilla para realizar la compra de las antiguas cajas que el FROB pone al mercado mediante subastas. De hecho, el banco presidido por Emilio Botín es el principal candidato para la adquisición de Catalunya Caixa, la siguiente entidad en ser vendida por el Estado.

Santander también reconoce que la operación "supondrá una disminución del número de empleados". No ofrece cifras sobre cuánto se reducirá la plantilla, pero asegura que el ajuste "se producirá de manera progresiva y sin medidas traumáticas mediante la recolocación en otras unidades del Grupo Santander, tanto en España como en el extranjero, la rotación natural de plantillas y bajas incentivadas".

El director financiero de Santander, José Antonio Álvarez, ha asegurado en una reunión teléfónica con los periodistas, que en ningún caso el grupo se plantea realizar EREs. El banquero ha recordado que el grupo tiene en España una plantilla de cerca de 30.000 personas, con una rotación natural muy elevada. Además, ha insistido en que se buscará recolocar a todos los empleados que sobren, no sólo en España, sino en todos los países en los que el grupo está represente.

Además, Álvarez ha asegurado que la actual cúpula de Banesto, empezando por el presidente, Antonio Basagoiti, y el consejero delegado, Javier San Félix, permanecerán en el grupo. "Nuestro objetivo es retener el talento", ha afirmado el director financiero, asegurando que el actual equipo gestor de Banesto, así como el de Banif, están entre los mejores del mundo. No obstante, no serán ellos quienes pilotarán la operación, ya que todo el proceso de integración estará gestionado directamente por el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz.