Javier Ruiz

Economía - 04.10.2013

La banca internacional visita España en busca de entidades: Citi visita bancos de Madrid y Barcelona

Citi afirma que las oportunidades de compra en España durarán hasta 2018, tras mantener contactos con Bankia, Bankinter, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Santander, así como con el Banco de España, el FROB y el llamado 'banco malo' (Sareb), según revela en un documento titulado 'Postales desde España'.

La banca internacional visita a España en busca de saldos. El último en hacerlo ha sido Citi que la semana pasada mantuvo contactos con Bankia, Bankinter, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Santander, así como encuentros con el Banco de España, el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) y el llamado 'banco malo' (Sareb), según revela en un documento titulado Postales desde España.

El banco malo ha vendido activos por valor de 400 millones este año

Citi acudió a una reunión con los responsables del FROB el miércoles en la que intervinieron los responsables del banco malo. La Sareb reveló que ha vendido ya activos por valor de 400 millones de euros en lo que llevamos de año e informó a la banca internacional de que tiene "cientos" de ofertas de fondos internacionales dispuestos a adquirir paquetes inmobiliarios. Sin embargo, la entidad considera que todavía puede ser pronto para comprar ladrillo porque "los problemas tocarán techo el año que viene y el saldo se extenderá después hasta 2018". 

La estrategia en España: adolescentes y extranjeros

Los mismos bancos que hicieron del ladrillo su estrategia de crecimiento en los años 90 han cambiado ahora de objetivo. Según las grandes entidades, los "adolescentes" y los clientes extranjeros son la clave de la expansión ahora. 

Citi afirma que los grandes bancos han trasladado su impresión de que "España ha pasado página" y describe como "optimista" el tono de los encuentros con las entidades españolas. 

La banca con baja capitalización, en riesgo

"Hay enorme incertidumbre sobre las provisiones que los bancos deberán hacer". Las estimaciones de las autoridades económicas cifran entre 5.000 y 10.000 millones las cuantías que todavía serán necesarias. Sin embargo, Citi concluye tras su ronda de reuniones que apenas harán falta 2.000 millones para tapar los últimos agujeros de las entidades españolas, concluye.