Miguel Alba

Empresas - 26.05.2012

RUEDA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DE BANKIA

Goirigolzarri: "Bankia no necesitará más ayudas públicas después de las auditorias externas"

El presidente de Bankia ha dado una rueda de prensa en la que destacó el riguroso análisis que se ha realizado antes de la auditoria de Berger y Wyman.

BFA-Bankia necesitará ayudas públicas por valor de 19.000 millones para sanear y recapitalizar el grupo, que se efectuará a través de una ampliación de capital que suscribirá el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que se realizará en junio y que dejará totalmente en manos del FROB a esta entidad. Posteriormente, una vez saneada la matriz, Bankia realizará su correspondiente ampliación de 12.000 millones en octubre, que asegurará BFA en su totalidad. En este sentido, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad, aseguró que "pensamos que los futuros test de estrés que van a efectuar Roland Berger y Oliver Wyman estarán de acuerdo con nuestro análisis. Hemos hecho un análisis riguroso y pensamos que no se va a necesitar más niveles de provisiones extra. Me siento muy tranquilo ante cualquier tipo de exámen que van a realizar esas entidades independientes." Como es previsible que los accionistas actuales no acudirán a la operación, aunque tienen derecho de suscripción preferente, toda la ampliación será suscrita por BFA, es decir, el Estado. De esa forma, aproximadamente el 90% del capital de Bankia (el 88,6% a precios de hoy) pasará a manos públicas, con la correspondiente dilución para los minoritarios.

El Estado está todavía decidiendo cuál es la fórmula más adecuada para financiar esta inyección millonaria, pero lo más probable es que se haga a través de deuda del FROB, que no tendrá que salir al mercado a colocar ninguna emisión. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el encargado de hacer la inversión, actualmente cuenta con una hucha de entre 4.000 y 5.000 millones, con lo que la cantidad que tendría que aportar en forma deuda podría rondar los 15.000 millones, aunque previsiblemente será la cuantía completa. Otra opción que permite la legislación es que la inyección se haga con deuda pública, pero dadas las condiciones actuales del mercado, lo más probable es que no se decida esta opción.

Casi un 2% del PIB

La cuantía de 19.000 millones es la cifra que ha desvelado en la tarde del viernes José Ignacio Goirigolzarri a los consejeros de Bankia, reunidos desde las 16:30, según confirman a Vozpópulifuentes del Consejo de la entidad. Sólo las ayudas que recibirá Bankia superan los 15.000 millones de dinero público que, hace dos semanas, Luis de Guindos estimaba que necesitaría todo el sector financiero. La cuestión ahora es cómo va a financiar el Estado esta gran inyección, ya que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) no tiene capacidad actualmente para hacer frente a esta cifra, como sí ha ocurrido con las últimas entidades en problemas.

Según informa la entidad, el grupo ha hecho un "análisis profundo y prudente" de su cartera inmobilliaria (37.500 millones) tras el que  se han identificado necesidades adicionales que ascienden a 4.000 millones de euros. En total, la entidad destinará 12.745 millones para cubrir estos créditos y activos relacionados con el ladrillo. Además, BFA-Bankia ha realizado una revisión en profundidad del resto de la cartera crediticia para adecuarla a un eventual escenario económico adverso, de la que resulta una dotación de 5.500 millones de euros. De esta manera, la entidad pretende ya tener saneado el impacto de los dos test de estrés que Economía ha encargado a las consultoras internacionales Roland Berger y Oliver Wyman, según fuentes del sector.

6.700 millones de saneamiento por participadas

Con carácter adicional a las anteriores provisiones, el grupo, según informa la propia entidad, ha llevado a cabo una revisión del resto de los activos en los balances de BFA y Bankia con el objetivo de valorar la existencia de potenciales minusvalías latentes en los mismos, en el contexto de la adecuación futura de la estructura financiera del Grupo y su acomodación a las posibles exigencias europeas sobre competencia. De dicho análisis se deduce la necesidad de unos saneamientos por importe de 6.700 millones de euros. Los activos afectados son, principalmente, la cartera de participadas (que se han puesto a valor de mercado) y los activos fiscales. En este paquete se incluye la minusvalía que surge de la diferencia de valoración de Bankia en el balance de su matriz, Bankia, que alcanza los 3.500 millones.

El efecto neto de todas las actuaciones mencionadas asciende a 19.000 millones de euros, para los que se solicitará la aportación del Estado, aunque su nivel de saneamiento se eleva 25.000 millones.

Tras el saneamiento y recapitalización, el ratio de capital principal del Grupo BFA se estima que se situará en el 9,8% (el 9,6% en el caso de Bankia), dándose  cumplimiento a las exigencias impuestas por los reguladores español y europeo. 

Ampliación de capital de BFA en junio

Una vez realizada la conversión, y cumplidos los procedimientos establecidos, el Estado suscribirá una ampliación de capital de 19.000 millones de euros en BFA con el objetivo de dar cumplimiento a todos los requerimientos de la regulación vigente tanto española como europea. Se espera que la conversión y la ampliación de capital en BFA se completen durante el mes de junio y que resulte en una participación de control del Estado en BFA, a través del FROB.

Finalmente, BFA procederá a la recapitalización de su filial, Bankia, en una cantidad en el entorno de 12.000 millones de euros, que forman parte del paquete total de ayudas por valor de 19.000 millones. Esta recapitalización se hará mediante una ampliación de capital asegurada en su totalidad por BFA y con derecho de suscripción preferente para los accionistas existentes. Se espera que la ampliación de capital en Bankia se complete durante el mes de octubre y que resulte en una participación de control del Estado en Bankia, a través de BFA.

Antes del inicio de la reunión se barajaba que el nivel de ayudas podía alcanzar los 15.000 millones. Precisamente, la falta de concreción sobre el importe del rescate público ha llevado a Bankia a solicitar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la suspensión de su cotización. El consejo de administración de Bankia tiene que aprobar las cuentas reformuladas de 2011 y el plan de saneamiento diseñado por Economía, el nuevo equipo gestor de Bankia y el banco de inversión Goldman Sachs.

El importante nivel de ayudas públicas conllevará también la nacionalización de Bankia, como aseguró, el pasado miércoles, el ministro Luis de Guindos, en la Comisión de Economía del Congreso. En ese foro, el titular de Economía aseguró que el Estado concedería a Bankia "todas las ayudas públicas necesarias para el saneamiento de la entidad".

Top 3 Comentarios más votados

  • #8 beppe

    gracias Goiri, yo con el 0.1% de lo que os vais a llevar; tampoco nos ha jodido...

  • #4 Benrazin

    ALUCNACIONES

  • #11 SunTzu

    Y este es el superdirectivo bankario?? diciendo que no va a devolver ni un duro...