jueves 18 de septiembre de 2014

La entrada de Slim en YPF descoloca a Repsol

La Caixa, socio del multimillonario mexicano y primer accionista de la española, desconocía la operación, que ayer disparó a la argentina en bolsa. Ni el Gobierno español ni petrolera esperan resultados de la cumbre del G-20, a la que acudirá Brufau.

16-06-2012

El presidente de La Caixa, Isidro Fainé, y Carlos Slim, en septiembre de 2009.

La irrupción de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, en el accionariado de YPF, la petrolera cuyo 51% expropió hace dos meses el Gobierno de Cristina Kirchner a Repsol, ha pillado con el pie cambiado tanto a la compañía española como a su principal accionista, La Caixa.

En el entorno de la entidad catalana se asegura que esta última no conocía la operación, pese a que esta se ha llevado a cabo a través de Inbursa, el conglomerado financiero del multimillonario mexicano, participado por La Caixa, que tiene un 20% del capital y cuenta con cinco de sus 18 consejeros, entre los que está Juan María Nin, director general de la entidad.

A su vez, Slim es consejero y accionista (0,2%) de Criteria, el hólding industrial a través de la cual La Caixa vehicula su participación en Repsol (13%). Inbursa ya participó en el crédito que permitió a la mexicana Pemex alcanzar el año pasado un 4,62% adicional de Repsol y sellar una alianza con Sacyr, que en su momento la petrolera española consideró hostil y que, tras la caída en desgracia de la constructora, acabó disuelta.

Ni La Caixa ni Repsol hacen comentarios sobre la operación de Slim, que ayer impulsó la cotización de YPF en la bolsa de Nueva York un 6,9% (llegó a dispararse más de un 11%), hasta 11,17 dólares por título. Slim ha alcanzado el 8,37% de YPF a través de dos vías: la adquisición, a través de Inbursa, de un 6,59% de YPF a un precio de 11,12 dólares y por un importe de unos 227 millones de euros; y otro 1,78% adicional procedente de los créditos que Slim otorgó al grupo Petersen (de la familia Eskenazi) y que han sido ejecutados tras su impago. El precio desembolsado por el mexicano es sensiblemente inferior a los 38,1 dólares que pagaron los Eskenazi en su momento.

Según YPF, Inbursa ha trasladado al presidente y consejero delegado de la argentina, Miguel Galuccio, que ve a YPF "como una compañía sólida y con un buen potencial de crecimiento". Además, ha informado por carta de que no pretende "obtener una participación mayor ni alcanzar el control" de la compañía. Algunas fuentes creen que su inversión en YPF puede permitir al mexicano crecer en otros negocios en Argentina, como las telecomunicaciones.

La presencia de Slim en YPF tiene varias derivadas: por un lado, es incómoda para Repsol y a buen seguro será aprovechada por el Gobierno argentino, por los vínculos del mexicano con La Caixa. El multimillonario es, además, amigo personal del expresidente Felipe González, consejero de Gas Natural (controlada por La Caixa y Repsol). Además, su irrupción en YPF supone "una clara señal al mercado financiero internacional", como señaló en una nota Galuccio, colocado por Kirchner al frente de la petrolera. La argentina necesita desesperadamente inversores (financieros e industriales) para financiar su ambicioso plan de crecimiento y, en especial, el megayacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, en el que muchos ven la razón de la expropiación a Repsol.

Pero, por otro lado, algunas fuentes consideran el interés del mexicano vendría a invalidar la tesis de Kirchner de que Repsol ha "vaciado" YPF.

La petrolera española no se plantea denunciar a Inbursa pese a que ha amenazado con hacerlo con todas las compañías que pretendan lucrarse en esta nueva etapa de YPF. La amenaza de la española iba dirigida, sobre todo, a rivales del negocio petrolero como Exxon, Chevron y ConocoPhillips, con los que el Gobierno argentino habría mantenido contactos para que aporten su dinero y su experiencia tecnológica.

Ni Repsol ni el Gobierno español tienen depositadas grandes esperanzas en la Cumbre del G-20 que se celebrará la próxima semana en Los Cabos (México), pese a que en una de las reuniones preparatorias de esta reunión, cuatro días después de la expropiación, el tema fue ampliamente debatido.

Está previsto que a la cita mexicana acuda el presidente de Repsol, Antonio Brufau, que integra un grupo de trabajo sobre crecimiento verde vinculado al G20 y que está formado por destacados ejecutivos del sector energético.

URL:  http://vozpopuli.com/economia-y-finanzas/10273-la-entrada-de-slim-en-ypf-descoloca-a-repsol