martes 16 de septiembre de 2014

La Semana Negra de Gijón sortea la crisis y celebra una edición más

Mucho se especuló el año pasado con la continuidad de esta cita literaria, que cada año reúne a escritores y lectores del género negro. Este año, el festival da un lugar especial a los jóvenes creadores y a la literatura digital.

19-06-2012

Agustín Fernández Mallo es uno de los invitados a esta edición.

Foto:CC

La nueva generación de narradores españoles ocupará un lugar destacado en la próxima edición de la Semana Negra de Gijón, que se celebrará entre el 6 y el 15 de julio próximos en un antiguo astillero junto al Mar Cantábrico.

La Semana Negra de Gijón nació hace 20 años con la idea de ser un festival de nuevo tipo. Inicialmente eligió como su columna vertebral la literatura policiaca e incorporó elementos festivos que tradicionalmente habían estado asociados en Asturias a las celebraciones político culturales como actos solidarios, conciertos, feria del libro, terrazas de bares, mercadillos y oferta gastronómica.

A lo largo de estos años pasó de 73 mil asistentes en su primera edición a más de un millón en las últimas, y de una duración de siete días a 11. De 60 invitados a 250, y de 15 periodistas acreditados a más de 150, volviéndose uno de los festivales más importantes de Europa y un centro de referencia internacional.


La vigésimo quinta edición del certamen que concede los premios Dashiell Hammett de novela negra y Rodolfo Walsh de relato, entre otros, ha dedicado un capítulo a los escritores que "pese a su juventud ocupan un lugar en el panorama de la narrativa española".

La organización de la Semana Negra ha valorado las "nuevas interpretaciones" y los "originales puntos de vista" de la obra de los narradores jóvenes, según ha informado la organización del encuentro. En la lista de estos autores invitados figuran Agustín Fernández Mallo, Manuel Vilas, Javier Calvo, Laura Fernández, Cristina Fallarás y Bruno Nievas.

Algunos participarán en un debate abierto sobre si el auge de la literatura en soporte informático puede significar la muerte del libro tradicional en papel. Como ejemplo de lo que la organización de la Semana Negra considera una "falsa disyuntiva", se ha puesto el caso de Bruno Nievas, cuya novela Realidad aumentada se convirtió en superventas en papel tras ser creada en formato electrónico.

También la posibilidad de contar historias a través de la telefonía móvil será explorada en la próxima edición del festival cultural de Gijón. La artista Helena Torres presentará Serendipia, un tipo de narrativa sonora que se pondrá en escena en el cementerio de El Sucu, con la colaboración de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón.

URL:  http://vozpopuli.com/ocio-y-cultura/10388-la-semana-negra-de-gijon-sortea-la-crisis-y-celebra-una-edicion-mas