martes 30 de septiembre de 2014

Ojo por ojo y 'tuit' por 'tuit': un juez 'dicta' a una concejala las disculpas que debe pedir a una rival

Una sentencia ordena a una representante de UPN en el ayuntamiento de Pamplona que hagá público en su twitter el fallo que la condena por intromisión ilegítima en el derecho al honor de una dirigente de la oposición a la que acusó de utilizar su grave enfermedad para conseguir réditos políticos.

16-10-2012

Uxue Barkos, la concejala agredida vía 'tuit', será resarcida vía 'tuit'.

Foto:EP

Si todavía no lo han hecho, deberían ponerse de inmediato manos a la obra. Urge que los partidos elaboren un 'manual de uso de Twitter' para, de este modo, evitar a sus cargos públicos y dirigentes nuevos sustos por culpa de las redes sociales, incluido alguno que ya ha acabado en los tribunales y con sentencia condenatoria. Es el caso de la que la pasada legislatura fuera concejal de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en el Ayuntamiento de Pamplona, Ana Pineda Abel de la Cruz, a quien un juez condenó ayer por intromisión ilegítima en el derecho del honor de una rival, la también ex concejala Uxue Barkos, por lanzar a internet cuatro tuits en los que, según ha declarado probado el magistrado, acusó a ésta de utilizar el cáncer que sufría para conseguir réditos políticos.

Lo más llamativo de la sentencia es que en la misma se fija como 'pena' la publicación de un tuit de disculpa. Pero no uno cualquiera, no, sino el que redacta el propio juez en su fallo, mayúsculas incluidas: "Publico este tuit en cumplimiento de la sentencia de 11.10.12 del juzgado de 1ª instancia 5 de Pamplona que declara que los tuits que remití el 18.03.11 vulneran el honor de DOÑA UXUE BARKOS". Consciente el magistrado de que el texto supera los 140 carácteres de rigor, incluye a continuación una anotación entre paréntesis: "Si el texto no cabe en un solo tweet se enviará en varios hasta completarlo, uno a continuación del otro". Eso sí, el juez considera que dichos mensajes de disculpa deberán permanecer en la cuenta tuitera de la ahora ex concejala "al menos dos meses"

Los hechos que han provocado la novedosa sentencia se originaron --como recalca el tuit de disculpa-- el 18 de marzo de 2011. Aquel día, el pleno del ayuntamiento pamplonés debatía una moción del grupo municipal de UPN sobre explotación sexual que perseguía que el Consistorio no contratara inserciones publicitarias en los medios que incluyesen en sus páginas anuncios de relax. Al debate, iniciado sobre las 10.00 de la mañana, no acudió en un primer momento la entonces líder de Nafarroa Bai en el Ayuntamiento, Uxue Barkos, que ya para entonces había hecho público que sufría un cáncer de mama del que había sido operada. De hecho, ese día un compañero de su formación alertó a la entonces alcaldesa, Yolanda Barcina, del mismo partido que la ahora condenada, de que Barkos llegaría con retraso al pleno ya que tenía que acudir a realizarse una cura al hospital.

Los 'tuits' de la discordia

Y así ocurrió. Sobre las 11.00, la concejala llegó al edificio del Ayuntamiento y, antes de entrar en el salón de plenos, su presencia se conoció entre los periodistas que seguían el desarrollo de la sesión. Éstos abandonaron en 'masa' el debate para abordar a la convaleciente concejala y conseguir sus declaraciones. Este éxodo masivo de la prensa provocó que la concejala de UPN se sintiera 'abandonada' y comenzara a enviar desde su Blackberry y a través de su cuenta en Twitter @Juananadie los mensajes críticos contra la rival política. "Uxue Barcos hace un desembarco mediático xa distraer a los medios de la propuesta de UPN contra la explotación sexual de mujeres en medios", fue el primero. Dos minutos después, insistía: "Palabra clave: medios. Uxue reaparece y comparece durante moción contra prostitución en Grupo Noticias". El tercero lo enviaba 17 minutos después: "Parece q me explico mal: Barcos saca a los medios del pleno llegando tarde, hurtando cobertura mediática a la explotación sexual del Noticias".

Los mensajes fueron recibidos por los escuetos 13 seguidores que tenía entonces la indignada concejala, de los que sólo uno de ellos, el director del Área de Hacienda del Ayuntamiento, Iñigo Huarte, decidió retuitearlo. Nadie más lo hizo, aunque compañeros de la aludida recriminaron la actitud de ambos. Huarte, pidió disculpas y retiró el retuit de su cuenta. Pero Ana María Pineda le envió un mensaje 'en privado' a otra concejala de la oposción sin asomo de disculpa: "Inmoralidad aprovecharse así de cualquier cosa. De Nabai se puede esperar eso y mucho más. Nunca defrauda". Quince días después, Uxue Barkos acudía al juzgado y presentaba una demanda civil de protección del derecho al honor contra la concejala y su compañero 'retuiteador'.

Finalmente, ayer el juez decidió condenar a la concejala y absolver a su compañero. Eso sí, frente a la pretensión de Uxue Barkos de que la sentencia se diera a conocer en dos medios regionales de prensa escrita, el juez considera que no será necesario, que los periodistas, incluido este Buscón, ya se encargarán de airear el fallo. Además, cree que el escaso número de seguidores de Ana María Pineda limitó mucho el daño y que, por tanto, lo que manchan cuatro tuits se puede limpiar con uno (o dos si son más de 140 carácteres). Eso sí, para evitar maniobras a lo Alfredo Urdaci, lo dicta él y así no hay lugar a "c" "c" "o" "o" que valgan.

URL:  http://vozpopuli.com/buscon/15663-ojo-por-ojo-y-tuit-por-tuit-un-juez-dicta-a-una-concejala-las-disculpas-que-debe-pedir-a-una-rival